Opinión
Imagen:

Opinión · Por Luciano Rinaldi

El último prócer

Raúl Alfonsín fue un orador inigualable, un hombre de una honestidad e integridad inquebrantables, y el más valiente de los presidentes argentinos. A ocho años de su muerte, en tiempos de relaciones espurias entre negocios y política, de discursos autoritarios y antidemocráticos, de tanta frivolidad y tanta tilinguería, su ausencia física resulta desoladora.

Imagen:

Opinión · Por el Centro de Estudiantes de Derecho-UBA

Once: la corrupción mata

La tragedia del Chapa 16 dejó al desnudo el entramado de la corrupción kirchnerista y un sinfín de subsidios que nunca fueron utilizados para su verdadero propósito, que era mejorar el servicio de transporte público y no para que los funcionarios públicos se enriquecieran a costa de ellos.