Sociedad Turismo Jueves, 2 de Enero de 2020

Alquileres falsos en la costa: al menos 240 personas estafadas

Los estafadores ofrecen destinos como Pinamar, Villa Gesell, Necochea y Mar del Plata a precios más bajos que los del mercado y solicitan una reserva del 50%. Las víctimas no reciben más contacto una vez que realizan el depósito.

Jueves, 2 de Enero de 2020
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

En lo que va de la temporada veraniega 2019/2020 en la costa atlántica, 240 personas ya fueron estafadas con alquileres falsos. Se trata de una operación de engaño que todos los años la sufren viajantes de todo el país, quienes envían dinero por transferencia bancaria para señar propiedades que nunca estuvieron disponibles. 

La operatoria fraudulenta la llevan a cabo bandas que operan fundamentalmente en redes sociales, ofreciendo quintas, viviendas o departamentos en espacios turísticos, a precios más bajos que los que se manejan en el mercado.

De ese modo "seducen" a los interesados, que aceptan depositar una seña del 50% en concepto de reserva y a partir de ese momento pierden todo tipo de contacto con los presuntos vendedores.

Según publica Diario Popular, un estudio conjunto entre la ONG "Defendamos Buenos Aires" y el Estudio Miglino y Abogados, quedó confirmado que "hasta el momento se han producido 240 estafas con alquileres falsos en la Costa Atlántica, fundamentalmente en Pinamar, Villa Gesell, Necochea y Mar del Plata, y en total los estafadores han timado al menos 8 millones de pesos".

"En general el gancho llega por el lado del precio. ¿Es posible que una propiedad de las condiciones como la ofrecida en Pinamar o Villa Gesell tenga un valor tan por debajo del promedio? Sin embargo, la llegada de enero, la ansiedad por alquilar y por tomarse una vacaciones puede más y antes de depositar el 50% en concepto de reserva, en general se recurre a familiares y amigos en busca de consejo. Ante un auditorio proclive a confiar en Facebook e Instagram, la operación se cierra. El incauto veraneante deposita la mitad de la estadía en una cuenta de un banco de primera línea, confiando en la seriedad del asunto y la pesadilla no ha hecho otra cosa que comenzar", dijo Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires.

Por ello, el profesional aconsejó a los turistas que "no confíen en depositar en cuentas bancarias, cajas de ahorro o tarjetas prepagas porque muchos bancos o financieras tienen una apertura veloz de cuentas, tomando muy pocos recaudos y la gente deposita con la mayor confianza porque es un banco importante y luego esas cuentas se consideran desiertas porque una vez retirados los valores, los titulares desaparecen".

Asimismo, el especialista advirtió que el engaño incluye la imposibilidad de avanzar con una denuncia en la justicia. "La estafa incluye la trampa judicial posterior porque no es de competencia local resolver las estafas, ya que en los lugares sólo están la casa, pero el desapoderamiento y los depósitos ocurren en otro destino, que es donde se debe instruir la causa. Es una encerrona para los damnificados", explicó.