Sociedad Protección animal Sabado, 27 de Abril de 2019

Barnabá: "El Congreso tiene que prohibir la tracción a sangre en todo el país"

Lo afirmó el abogado que presentó un amparo contra la municipalidad de Quilmes por el incumplimiento de una ordenanza que regula sobre la materia. “La tracción a sangre significa esclavitud, angustia para los animales, daños hacia su cuerpo y daños emocionales”, indicó.

Sabado, 27 de Abril de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

El abogado y representante de la ONG Caballos de Quilmes, Leonardo Barnabá, presentó un amparo contra la Municipalidad por el incumplimiento de la ordenanza N° 11.840 que prohíbe la tracción a sangre en el distrito. 

En declaraciones al programa Tendencias (Ecomedios AM 1220), el abogado precisó que el amparo fue “contra el departamento ejecutivo de la municipalidad” por no aplicar la norma sancionada por 23 concejales de un total de 24, en 2012.

En un primer momento el recurso fue declarado inadmisible por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 5 por “no haber intimado primero a la Municipalidad” indicó Barnabá, pero “no pudieron ir contra la legitimación, porque estábamos legitimados para presentar el amparo y logramos demostrar el daño actual en los caballos”. “Nosotros no estábamos de acuerdo con esa forma de ver las cosas, para nosotros una ordenanza que está vigente no requiere que tengamos que recordarle al intendente que la tiene que cumplir –señaló el abogado-, por lo que apelamos la resolución del tribunal y la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de la provincia nos dio la razón”.

Luego de este fallo el tribunal debe trasladar el amparo a la municipalidad, “que tiene 10 días para contestar por qué no cumplió la ordenanza”, indicó Barnabá, quien conjeturó que “seguramente va a decir que no existe daño en los caballos, que no está obligada a cumplir una ordenanza. Son cuestiones dilatorias y a posteriori el tribunal va a tener que emitir una sentencia”.

Sobre el perjuicio a los animales, el abogado señaló que “sin duda tenemos forma de demostrar el daño en los animales y lo primero que podría haber dicho el tribunal si entendía que el amparo no era viable era que no se verificaban daños en los animales, por lo cual el amparo era inadmisible. No pudieron cuestionar eso y decidieron cuestionar algo que no es más que una cuestión administrativa de no avisar a la municipalidad, pero no nos caben dudas porque presentamos varios informes de veterinarios más que acreditados, entre ellos Edgardo Di Salvo que ha trabajado en muchas causas de maltrato animal, específicamente equino, señalando por qué la tracción a sangre siempre es maltrato”.

Barnabá añadió que “en esa misma línea argumental expuse en el Congreso señalando que la tracción a sangre significa esclavitud, angustia para los animales, daños hacia su cuerpo, daños emocionales y entonces nunca puede entenderse que la tracción a sangre sea otra cosa que daño”.

Además, el abogado consideró “absolutamente contradictorio que la municipalidad diga que no es obligatorio cumplir una ordenanza. Por eso pedimos a la justicia que se haga cargo de esto. El amparo es contra el departamento ejecutivo de la municipalidad porque el departamento legislativo, que es el Concejo Deliberante, lo que hace es aprobar la ordenanza y mandarla al ejecutivo para que la cumpla y el intendente entiende, o cree, que no tiene que cumplir una ordenanza aprobada”.

Respecto del debate en el Congreso nacional de las modificaciones a la ley de protección animal, Barnabá se mostró esperanzado en que se incluya la prohibición de la tracción sangre en todo el país, ya que tras la admisión del Tribunal de que lastima a los animales, judicialmente habría que ir “a cada distrito a pedir lo mismo, podríamos estar muchísimos años haciéndolo de esta manera. Sería mucho mas fácil y es lo que corresponde que el Congreso se haga cargo y prohíba la tracción a sangre”.