Política En terrible estado Miercoles, 20 de Mayo de 2020

Concejal de la UCR pampeana denuncia que la municipalidad de General Pico alquila una tapera para que una persona "viva"

A través del área de "Acción Social", el municipio alquila viviendas para personas de escasos recursos, las cuales fueron denunciadas y repudiadas por Guillermo Coppo denunció debido al "estado deplorable" en las que se encuentran.

Miercoles, 20 de Mayo de 2020
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

El concejal radical pampeano Guillermo Coppo denunció y repudió el "estado deplorable de viviendas para personas de escasos recursos, que alquila el municipio a través del área de Acción Social".

El dirigente explicó: "Frente a la negativa constante de parte de la presidenta del bloque justicialista (Frejupa) a mostrarnos los informes socioeconómicos del área social, decidí ir directamente a ver cómo estaban viviendo las personas y cuál es el estado de las casas".

Asimismo, continuó: "Así constaté que la situación es gravísima, como puede verse en las imágenes. Una de estas supuestas viviendas está en condiciones inhumanas para habitar.  No tiene agua, luz ni gas. De hecho, ni una ventana tiene vidrios, las paredes están partidas, con mucha humedad, los techos se encuentran totalmente rajados y con pedazos de mamposterías caídas, lo mismo que los techos de madera y una cocina destruida".

Coppo analizó: "No hay dudas de que el estado en que se encuentra el inmueble es propio de una casa para derrumbar. Es vergonzoso que la municipalidad de General Pico alquile esto, que no puedo más que denominarlo una "tapera" y diga que ahí puede vivir gente. Evidentemente, poco le importan las personas que habitan ahí".

El concejal, entonces, destacó que: "La Secretaría de Bienestar Social está metiendo a vivir a una persona a una tapera, violentando el derecho a una vivienda digna que establece la Constitución Nacional. No hay justificativo para esto, saben lo que sucede y lo peor es que no les importa, miran para el costado, no intervienen, dejan que suceda lo más cruel que es llevar a que una persona viva en una condición inhumana. A los sectores más vulnerables de esta sociedad hay que sacarlos de eso, no hundirlos más".

Y continuó: "Hay varios puntos a tener en cuenta en este caso, por un lado, lo económico y jurídico, donde se está renovando un contrato que aduce que la vivienda está en 'buen estado de conservación y mantenimiento' y que la Municipalidad tendrá que devolverlo en tales condiciones, es decir que estamos asumiendo la responsabilidad de devolver algo en perfecto estado cuando se lo recibe para demoler directamente. Por otro lado, se asume un compromiso de pago por $11.500 los primeros seis meses, $13.225 los segundos seis meses, $15.200 los terceros seis meses y concluye pagando $17.500, es decir un total de $344.550 más las tasas municipales por algo que no tendría que ser habitado por nadie".

Finalmente expresó: "Independientemente de cómo se gastan los recursos de los vecinos, lo más importante acá es lo humano y en las condiciones indignas que la Municipalidad de General Pico permite que viva esta persona. Es perverso lo que se ve, el Estado se tiene que hacer presente para solucionar los problemas de los vecinos con derechos vulnerados y no ser el propio Estado quien se los vulnere".