Política Judiciales Lunes, 2 de Diciembre de 2019

"Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, no sé cómo pude gobernar el país"

Durante más de cuatro horas de declaración indagatoria en el juicio por el supuesto direccionamiento de la obra pública, la ex presidenta Cristina Kirchner dijo que las acusaciones en su contra son "un plan ideado por el gobierno saliente" con anuencia del Poder Judicial.

Lunes, 2 de Diciembre de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

La ex presidenta Cristina Fernández sostuvo que las acusaciones en su contra "fueron un plan ideado por el gobierno saliente" y "forma parte del lawfare", con una "vicepresidenta que está sentada en el banquillo de los acusados acusada de ser la jefa de la banda", al prestar declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 2, en el juicio en el cual se debaten supuestos delitos en la adjudicación de obra pública vial en Santa Cruz a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, y el presunto pago de sobreprecios e incumplimientos en la construcción. 

Además de la ex presidenta y Báez, también son juzgados los detenidos ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros ex funcionarios.

Luego, se preguntó cómo tuvo "tiempo para gobernar este país" si para la Justicia fue "jefa de cuatro asociaciones ilícitas", al prestar declaración indagatoria en la causa que investiga supuestas irregularidades en obras públicas durante su gobierno.

"Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas. No sé cómo tuve tiempo para gobernar este país", dijo la ex presidenta al cuestionar la "multiplicidad de procesamientos", y cuestionó que el juicio "está montado sobre la hipótesis de que Néstor Kirchner fue presidente para armar una asociación ilícita con un empresario de la construcción de Río Gallegos" para "saquear las arcas del Estado".

En su indagatoria, Kirchner criticó con dureza el rol de la Oficina Anticorrupción, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), de los cuales los dos primeros ejercen la acusación en la causa por presunto fraude en la obra pública.

En ese sentido, remarcó el hecho que la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso es "no abogada" y que el titular de la UIF Mariano Federici está vinculado al banco HSBC, entidad que fue investigada -según dijo- por lavado de dinero y debió pagar una multa de 13 millones de dólares por violación a normas regulatorias.

Además, criticó el rol de la AFI y recordó que en un juzgado federal de Dolores se ventilaba que los testigos eran "guionados", haciendo referencia al mediático Leonardo Fariña, hecho por el cual se lo atribuyó al ministro de Justicia Germán Garavano.

Al cerrar su declaración indagatoria, la vicepresidenta electa señaló: "Había que condenar a un gobierno, al que desendeudó al país". Y sostuvo que no espera la absolución de la justicia porque la "absolvió la historia". Además, la ex presidenta se quejó de los "jueces a la carta del gobierno", al resaltar su relación con el mandatario Mauricio Macri.

Durante la indagatoria, la vicepresidenta electa aseguró que "nunca" fue "amiga" de Báez. Recordó que siendo intendente Néstor Kirchner en Santa Cruz no lo erigió como "empresario de la obra pública", por lo que consideró remoto que hayan especulado con hacerlo cuando su marido asumiera la presidencia de la Nación.