Opinión Por Jorge Cuello Miercoles, 5 de Agosto de 2020

Una mirada común del AMBA más allá del COVID-19

Miercoles, 5 de Agosto de 2020
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Por Jorge Cuello
Abogado y Docente de Derecho Ambiental UBA / UASB


Si hay algo que dejó en claro el COVID-19, entre otras cosas, es que no existen posibilidades de abordar los diferentes problemas que tiene el AMBA como si la ciudad y la provincia de Buenos Aires fueran compartimentos estancos. Al menos así quedo en evidencia la interacción permanente entre la Nación y ambas jurisdicciones a lo largo de todos estos meses para afrontar esta pandemia que ya ha dejado miles de muertos en todo el país.

Actualmente el debate está centrado en torno a cómo se debe articular el sistema sanitario y de salud público y privado a un lado y otro de la general paz. Otro tema referido es la coordinación de las políticas de transporte público para evitar que allí se propaguen los contagios por ser este un lugar sensible para la propagación del coronavirus.

En materia laboral son muchas las personas que a diario se trasladan desde el Gran Buenos Aires hasta la reina del plata para trabajar generando además de los trastornos para la población que debe moverse de un lugar a otra la necesidad de establecer controles en tiempos de pandemia para reducir el contagio que el tráfico de personas puede ocasionar.

La pobreza, un tema estructural desde hace muchos años en nuestro país, volvió a tomar estado público frente al COVID-19 no solo por el riesgo de que se profundicen los contagios en las zonas marginales, sobre todo en las áreas y barrios más humildes del área metropolitana, sino también por la pérdida de empleos y el aumento de la desocupación fundamentalmente en los sectores informales de la masa salarial.

La educación también afectada por la pandemia, ante la suspensión de clases al menos en forma presencial en casi todos los establecimientos e institución educativas, también tiene sus implicancias en el AMBA pues miles de niños y niñas de la provincia viajan a diario hasta la ciudad para poder acceder a las escuelas que están ubicadas en la capital del país.

Si bien la contaminación y la polución ambiental ha disminuido ante la reducción de las actividades industriales y la reducción del movimiento de los medios de transporte individuales y de pasajeros es un tema que no reconoce fronteras y se convierte en un tema común y recurrente para ambas jurisdicciones concentrándose el principal conflicto en la actualidad en el área de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Por último, y para acotar la enumeración de temas comunes, nos referiremos a la cuestión política que en tiempos de pandemia habilito a un diálogo y acción conjunta pocas veces visto entre los mandatarios nacionales y de la provincia y la ciudad, cuestión que en estos últimos meses ha sido una constante aun siendo de distintas procedencias partidarias.

En fin, podemos seguir enumerando un montón de otras cuestiones, pero la intención de estas reflexiones es poner en evidencia algo que desde hace rato no es tan evidente. Y que tiene que ver con la necesidad de que esta área común donde viven más de 15 millones de personas empiece a tener un tratamiento conjunto de las políticas públicas comunes más allá de la batalla que hoy se está dando contra el enemigo invisible.

Porque una vez que la pandemia se termine- esperemos que sea lo más pronto posible - muchos de los problemas que recién enumeramos van a seguir existiendo. Y así como se viene realizando un gran esfuerzo para superar esta tragedia global se deberá seguir trabajando en el futuro en forma conjunta para superar los problemas y encontrar las soluciones a temas que además de recurrentes son comunes en toda el área metropolitana de Buenos Aires.