Opinión Coronavirus Viernes, 3 de Abril de 2020

Cuarentena: Lo bueno, lo malo y lo feo

Viernes, 3 de Abril de 2020
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Se cumplen dos semanas del aislamiento/cuarentena. Aquella que comenzó cuando Alberto Fernández -en puesta en escena con los gobernadores Morales, Kiciloff, Rodríguez Larreta y Perotti- hizo el anuncio luego de hablar personal y virtualmente con todos los gobernadores. Aún restan una decena de días de inactividad y encierro casi total, según lo previsto.

Los resultados en el balance y en comparación con otros países que no tomaron decisiones tan drásticas como la Argentina, parecen buenos: la curva aumenta pero lentamente. Parece que la decisión fue la acertada.

Ganar Tiempo


La gran pregunta es ¿cómo continúa todo esto? Por lo pronto, el gobierno ha ganado tiempo. 15 días para reorganizar el tema de las camas de terapia, tratar de mejorar la provisión de respidarores, conseguir reactivos. A pesar de algunos buenos anuncios como la donación de 200 mil reactivos por parte de China, la situación dista mucho de ser la ideal. Lo único que logró el gobierno es ganar tiempo. No es menor en el marco del combate contra el coronavirus.

La Cacerola

Otra buena noticia o buen gesto: los senadores del Frente de Todos establecieron que cada uno decidirá a dónde donar parte de sus sueldos. Respuesta a las cacerolas y respuesta de sentido común. El gesto es más que suficiente y no pone en jaque a la administración pública como pretenden los proyectos pour la gallerie del PRO. La decisión contó con el aval de Cristina Kirchner, sobre quien cualquier crítico pone primero los ojos a la hora de reclamar cuestiones relacionadas con la platita. Esto dejaría a las cacerolas sin manijas ni sustento, al menos por un tiempo. En política hay que ser y parecer. Es decir, dar el ejemplo. Un buen paso.

Buenos Muchachos: los Bancos y su Sindicato

Las políticas o decisiones políticas acertadas comentadas anteriormente contrastan con lo que está pasando en los bancos donde explotaron las colas de  jubilados y gente que tiene que cobrar algún beneficio social. En principio las instituciones abrían este viernes, el lunes y el martes. El aluvión hacia esos lugares, pone en peligro todo lo que se ha logrado en la cuarentena, en especial porque muchos de los que han ido a cobrar son gente de la tercera edad. Sergio Palazzo y la Bancaria con esta actitud de no querer abrir los bancos y, por otro lado, los dueños de los banco privados y la pésima implementación de muchas medidas de seguridad y prevención que se tomaron, demostraron estar muy lejos de las necesidades que requiere el país. Lento de reflejos, pero en el sentido correcto, el  gobierno vía Banco Central tomó la resolución de abrir los bancos el sábado y el domingo. Es increíble que un sector clave de la económica se mueva a voluntad decidiendo lo que quiere y es un dato muy singular la mala actitud de la Bancaria. Lerdo, Fernández tuvo que esperar a que colapsara el sistema para torcerle el brazo a Palazzo a quien, esta vez, le falló el sentido común.

Actividad en Dosis Homeopáticas

El gobierno también abrió la posibilidad de que se realicen algunas actividades. Vuelven a cierta normalidad la venta de insumo de materiales de construcción, la actividad minera y forestal, curtiembres, aserraderos, productos elaborados para exportar, todo lo que tiene que ver con el combustible nuclear, servicios escenciales de mantenimiento y fumigación las mutuales y coorperativas de crédito con guardias mínimas, inscripción y documentación de personas entre otras actividades. Se empieza aflojar con el aislamiento para algunas  áreas que son fundamentales  para la economía. Los ecologistas enojados por el tema de la actividad minera, pero es cierto que en materia de exportación es clave la apertura porque es la que permite el ingreso de divisas y había muchas empresas que tenían productos elaborados ya listos y comprometidos para sacar al exterior y no podían hacerlo.

Interna 1

Breve reseña: El ministro de Salud Ginés Gonzales García dijo hace unos días ante una reunión virtual con diputados nacionales que integran la Comisión de Salud que se preparaba un DNU para que el Estado tomara el control de toda la estructura de salud de la Argentina, incluidas las clínicas privadas y las obras sociales.

Luego de esto, se armó revuelo. Por un lado una sorpresa grande: la idea tuvo el apoyo del liberal peronista Horacio Rodríguez Larreta y de su ministro de Salud. Ambos coincidieron con Ginés en que esta es una crisis de salud pública y el control lo tiene que tener el Estado ya que las clínica privadas dan un servicio de interés público. Con el correr de las horas, los abogados de los privados ejercieron una presión tremenda  sobre el Ejecutivo y los medios de comunicación para que este debate no se diera. Hubo un cortocircuito entre Ginés y Alberto Fernandez porque no había tal DNU. Conclusión: Ginés se había cortado solo, como lo suele hacer. El Ministro tiene un peso político muy fuerte, por edad y por historia dentro del peronismo, y prácticamente se mueve como un par de Alberto Fernandez. Esta vez le salió mal.

Finalmente hubo una reunión con los representantes de las clínicas y sanatorios en las que se les transmitió que no va a haber un DNU sino una resolución para coordinar la actividad. Más allá de que Alberto Fernandez lo acomodó a Ginés, lo importante es entender que el gobierno comunicó que si alguna persona no tiene una cama y no se la puede dar el sistema público se la va a dar el sistema privado. Por ejemplo, si algún argentino necesita un  respirador o una cama en terapia intensiva  y no está en el sector público y sí en el privado, independientemente de que no tenga obra social, se la van a dar. Esto suena bastante razonable aunque Ginés no cree, en el fuero íntimo, que esto suceda.

Interna 2, 3 y 4

La discusión sobre cómo salir de la cuarentena y la actitud de los bancos y de su sindicato, son la Interna 2 y 3. Temas que se debaten en la mesa chica del Albertismo y genera discusiones y rocen en las segundas y terceras líneas del poder.

Y por otra parte las esquirlas de los elogios del presidente a Moyano siguen volando y generó la Interna 4. "Cómo tirar por la ventana un 80 por ciento de imagen positiva" es el título de un reclamo hacia Fernández que nadie le hace en la cara. La desopilante idea de hacer un discurso excedido de consideraciones poco verosímiles sobre el líder camionero fue acercada a Alberto por un asesor presidencial que consideró esto como una buena estrategia. Dos consecuencias trajo esto. Una externa: la caída en la imagen del presidente. Y otra interna: el pedido de la cabeza del extraviado asesor.