Mundo Justicia Viernes, 8 de Noviembre de 2019

Tras 580 días preso, Lula recuperó su libertad

La Justicia de Brasil autorizó la liberación del ex presidente, tal como lo solicitaron sus abogados luego del fallo de la suprema Corte. Ahora, la estrategia del líder del PT será ir por la anulación del proceso en su contra.

Viernes, 8 de Noviembre de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

La jueza Carolina Lebbos ordenó la salida de prisión del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, después de que sus abogados pidiesen su libertad formalmente tras un fallo adoptado por el Tribunal Supremo. 

La excarcelación del líder del Partido de los Trabajadores fue solicitada por su defensa, en base a un fallo adoptado la noche del jueves por la máxima corte del país que terminó en una ajustada votación por 6 a 5.

Lula cumplía una condena de segunda instancia, acusado de recibir a manera de soborno un departamento de la constructora OAS a cambio de beneficios para la adjudicación de contratos con Petrobras.

Pero el ex sindicalista niega los cargos y se considera víctima de una manipulación judicial para impedirle presentarse a los comicios presidenciales de 2018, en los que se impuso Jair Bolsonaro.

Originalmente, Lula había sido condenado en julio de 2017 por el juez Sergio Moro a nueve años y medio de prisión. Luego, en enero del año pasado, el fallo fue ratificado por el Tribunal Regional Federal de la 4ª región, en Porto Alegre, que permitió su detención. En abril de este año, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) ratificó la culpabilidad del expresidente, pero le redujo la pena a ocho años y diez meses de cárcel.

Ahora, la defensa de Lula intentará anular todo el proceso mediante una apelación al STF que tiene como fundamento la cuestionada imparcialidad de Moro. Este año, el sitio The Intercept reveló que el entonces magistrado -actualmente ministro de Justicia de Bolsonaro-, mantuvo comunicaciones indebidas con los fiscales de la Lava Jato que acusaron a Lula.