Economía Reservas Jueves, 3 de Noviembre de 2022

Los turistas extranjeros podrán comprar con tarjeta en dólares a valor MEP

Aspira a recaudar hasta US$ 1.100 millones antes de fin de año. Hasta ahora solo pasaban por el sector formal el 15% de los 250 millones mensuales que mueve en promedio la industria.

Jueves, 3 de Noviembre de 2022
(0)
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

A partir del viernes 4 de noviembre los turistas extranjeros podrán acceder a un tipo de cambio similar al MEP para los consumos que realicen en el país con tarjeta de crédito y débito, siempre y cuando no se tenga domicilio en la Argentina. De esta manera el ministerio de Economía buscaría capitalizar los dólares del turismo receptivo, que hasta ahora se iban al mercado informal.

Según cálculos oficiales, de los 200 a 250 millones de dólares mensuales que ingresan al país por turismo, pasaban por el sector formal solo US$ 30 millones. Con esta medida el turista podrá utilizar la tarjeta de crédito o débito y el costo será similar al tipo de cambio MEP o el que conseguían operando en el mercado blue.

La operatoria será simple. El turista paga en pesos con la tarjeta y el consumo le llegará en el resumen en dólares, convertido al tipo de cambio Mep, en lugar del oficial. Así las cosas, un turista que pagaba 10.000 pesos en una cena y se le convertían a un tipo de cambio oficial de $155, le llegaba un consumo de US$ 64,30. Con esta nueva medida seguirá pagando 10.000 pesos, pero en el resumen le llegará un consumo de US$ 34,24 (tomando un tipo de cambio Mep testigo de $292).

Por su parte, el administrador de la tarjeta de crédito, recibirá los dólares y tendrá 5 días para liquidarlo (como era hasta ahora), pero en lugar de ir al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), podrá acceder mediante el mercado financiero al tipo de cambio MEP.

Con esta operatoria, desde el Palacio de Hacienda esperan concretar una serie de beneficios. Lograr una mayor formalización en el sector y la posibilidad de que el Estado tenga mayor control de la facturación; lograr un mayor impacto en la recaudación fiscal a través del IVA y los impuestos que pasarán a pagar por el blanqueo de las operaciones que antes se hacían en efectivo; obtener un efecto positivo sobre la brecha, que debería tender a reducirse por el aumento de la oferta de dólares en el MEP, que a su vez presionaría el blue a la baja.

Por último y más importante, se aspira que derive a una acumulación de reservas que estiman entre US$1.000 y US$1.100 millones para la temporada alta de noviembre y diciembre.

Fuentes del ministerio de Turismo indicaron que esta medida impulsará el turismo receptivo y terminará de recuperarse luego de la pandemia. Si bien los flujos de países limítrofes y norteamericano ya están en niveles de 2019, todavía queda por recuperar el mercado europeo. Segmento que aseguran culturalmente está acostumbrado al “plástico”. De esta forma, pueden seguir manteniendo los buenos precios que tenían con el tipo de cambio informal, pero ganan en seguridad y tranquilidad.

Desde el Banco Central indicaron que será obligatoria la liquidación de esos dólares en el término de 5 días y se controlará estrictamente para que no haya "avivadas". Se cruzarán los datos con el Improtur, que será el responsable de controlar que los acuerdos de precios que se habían firmado en ocasión de la última edición del Previaje se cumplan. Si se verifica que esto no ocurre se les bloquearía los CUITS a las agencias.

Por el lado de los controles a los consumidores, se cruzaran los datos con Migraciones y se verificara que los titulares de las tarjetas sean realmente no residentes y no argentinos que sacaron una tarjeta en Uruguay.

Gustavo Hani, presidente de la Cámara Argentina de Turismo, resaltó que "la medida era muy esperada”. “El turismo interno se había visto favorecido por el Previaje, pero el turismo receptivo venía atrasado en la recuperación post pandemia y este será un buen impulso”. Por último detalló que “al turista extranjero le sirve que se aliente el uso de la tarjeta de crédito o débito; le da seguridad y previsibilidad”.

Este será el tercer intento del Gobierno para formalizar y explotar los dólares del turismo receptivo tras dos fallidos intentos. Tras la pandemia se instruyó a los bancos para abrir cuentas bimonetarias y que el turista tenga una tarjeta de débito pero no tuvo éxito. Luego se autorizó a los bancos y casas de cambio a vender dólares a no residentes a un tipo de cambio similar al MEP pero solo el Banco Nación adhirió a la medida.

Participaron del encuentro en el que se selló la medida junto al ministro Sergio Massa, el ministro de Turismo, Matías Lammens; el presidente del Banco Central (BCRA); Miguel Angel Pesce; Gustavo Hani, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT); Andres Deyá, presidente dela Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVyT); Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT); Daniel Prieto, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC); Horacio Repucci, secretario de Relaciones Institucionales de CAT; Geraldine Oniszczuk, titular de la Unidad Gabinete de Asesores; y Lisandro Cleri, director del BCRA.