Sociedad Medios Viernes, 28 de Setiembre de 2012

La revista Barcelona podría cerrar ante las dificultades de los medios autosustentados

La directora de la revista Barcelona, Ingrid Beck, describió la crisis por la que pasan las revistas independientes: “Los que hacemos Barcelona no vivimos de eso, pero antes la revista se autosustentaba y nosotros sacábamos algo de plata. Ahora no podemos seguir haciéndola”, dijo.

Viernes, 28 de Setiembre de 2012
La revista Barcelona podría cerrar ante la crisis en los medios.
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Beck comentó que “están afectadas todas las revistas pero por supuesto el sector más desprotegido es el de la prensa independiente y autogestionada”, durante una entrevista en el programa Apuntes, con la conducción de Rodrigo Andrade por Radio UBA.

“Prácticamente ninguna revista se sostiene con las ventas. Nosotros armamos una asociación que se llama Asociación de Revistas Culturales e Independientes donde hay otros medios que sí se financian con las ventas como THC, Mu, Crisis, Garganta Poderosa. Son publicaciones que tienen poco o nada de publicidad, ni oficial ni privada”, describió.

Sobre las causas de las crisis, Beck explicó que “hay una regulación que estipula que estas publicaciones tienen que tener un porcentaje de acceso a la publicidad oficial. Lo que pasa es que esas regulaciones no se respetan y además hay que hacer una serie de trámites que son los mismos que tiene que hacer La Nación, inscribirte en un registro de proveedores. Y para nosotros, que somos revistas chicas, es imposible resolverlos”.

Por otra parte, contó que el precio de tapa de Barcelona está en $9, y que hasta hace dos números era de $8, con una venta de 15.000 a 17.000 ejemplares.

“No alcanza, los que hacemos Barcelona no vivimos de eso, pero antes la revista se autosustentaba y nosotros sacábamos algo de plata para hacerla. Ahora no podemos seguir haciéndola”, sentenció.

Además, agregó que “hay un problemón que es la falta de regulación sobre el mercado de los gráficos, de los diarios y las revistas, que es un agujero de la ley de medios. Dejó afuera a un sector muy importante que tiene que ver con la comunicación, que son las revistas y los diarios”.

“En el medio hay un montón de vive de esto, las gráficas, las distribuidoras, los canillitas, y el sistema de distribución de diarios y revistas está explotando, porque está absolutamente sobredimensionado, siempre lo estuvo, entonces cuando empieza a faltar plata todo el mundo quiere más para sostener lo que tenía”.

“Los que estamos sufriendo más somos los editores chicos y los canillitas, porque los kioskos se están transformando en un exhibidor, muchas revistas viven de la publicidad y no les importa vender. Entonces van y vienen y en el medio no circula dinero”, concluyó.