Tecnología Telefonía movil Jueves, 1 de Noviembre de 2012

¿Es Windows Phone 8 el tercero en discordia?

Hoy la intriga para los desarrolladores móviles es qué tan ventajoso será invertir su precioso tiempo en desarrollar para la nueva plataforma Windows Phone 8. Y no me refiero solo a desarrolladores de software. La misma pregunta se hacen los encargados de hacer negocios en este ecosistema ¿Dónde va a estar WP8 en tres o cuatro años? ¿Qué tan inmediato es el futuro que promete Microsoft?

Ayer en San Francisco la empresa presentó Windows Phone 8. El clima fue de “podemos recuperar el tiempo perdido… que no fue tanto”. Entre bolsones de niebla con la idea de reinvención flotaban en el ambiente los fantasmas de Apple y Google.

De cara al usuario las diferencias de WP8 se basan en que permite elegir el tamaño y la posición de las aplicaciones que se muestran en la pantalla del teléfono; incorpora Skype nativo; un acceso espacial para chicos (kids corner) y la posibilidad de crear iconos con grupos de contactos.

Pero en realidad Joe Belfiore, jefe del proyecto Windows Phone, le habló a los desarrolladores; sobre ellos cae la tarea de darle a la gente cosas interesantes para hacer. Belfiore dijo que la interface del iPhone es una metáfora vieja y cansada. Y que para colmo Android la copió. “Queremos poner en el centro al usuario no a los iconos”, dijo.

Las ventajas técnicas de WP8 dependen mucho de que se cumpla la promesa fundacional de Microsoft. “Somos omnipresentes en las PC del mundo y con Windows 8 creamos un ambiente de renovación y frescura”.

Si esa base está, los desarrolladores podrían animarse a creen en al menos otros tres beneficios de WP8:

1) Live App: Belfiore dice que las aplicaciones serán tratadas como cosas vivas, con una integración mucho más profunda de lo que se pudo ver hasta ahora a servicios de billetera móvil, plataformas sociales y otros mobile hubs. La frase es para los desarrolladores frustrados con el engorroso proceso de aprobación de Apple pueden.

2) Customizacion de iconos. Para los desarrolladores que basen su estrategia en la fidelidad a sus productos, WP8 promete aumentar la repetición con un espacio en la parte superior de la pantalla, donde los usuarios pueden armar el escenario de sus más frecuentes.

3) Menos es más. La tienda de Microsoft tiene unas 120 mil aplicaciones, bastante menos de las 700 mil que ya tienen Apple y Google, lo que implica una mayor oportunidad para destacarse y crear algo distinto. “Va a ser más fácil encontrarlos”, dijo Belfiore.

El plan es que Windows Phone 8 llegue a los negocios de Europa el primer fin de semana de noviembre, y durante ese mes entre fuerte en Estados Unidos. En el plazo de un año se venderá en 70 países. Será el sistema que opere en los Nokia Lumia 920, 822, 820 y 810; en los HTC 8X y 8S; y en los Samsung ATIV S y ATIV Odyssey.

En Estados Unidos los precios arrancan en 49 dólares (el Nokia Lumia 822).

 

Nicolás Falcioni

Seguí leyendo en Tecnología