Sociedad Santo Tomé Jueves, 28 de Marzo de 2019

Corrientes: autorizan aborto a adolescente abusada sexualmente

A la joven de 13 años, que tiene retraso madurativo, le habían negado la interrupción del embarazo en el hospital. A raíz de ello, la Justicia ordenó la intervención a la mayor brevedad y también autorizó la ligadura de trompas de la nena.

Jueves, 28 de Marzo de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

El Juzgado de Instrucción y Correccional de la localidad correntina de Santo Tomé autorizó el aborto a una adolescente de 13 años con retraso madurativo, embarazada de 17 semanas producto de un abuso sexual.

La jueza Sara Durand permitió la interrupción legal del embarazo a la menor de edad a pedido de su madre, quien "había ido a consultar al hospital por cambios corporales que presentaba la nena, y se dio intervención al Juzgado al presumir que se trataba de una gestación producto de un abuso sexual”, informó el Poder Judicial local.

Ante esa situación, “el Ministerio Publico Fiscal expresó no tener objeciones a que se practicara a la mayor brevedad posible el aborto solicitado por la madre de la menor incapaz, ya que se daban los supuestos establecidos en el artículo 86 del Código Penal”.

“Teniendo en cuenta la situación general de la menor y el estado de gravidez, el procedimiento debe realizarse a la mayor brevedad posible a fin de minimizar las posibles complicaciones”, indicó el fallo.

La magistrada dio respuesta a la solicitud de la progenitora que acudió a la Justicia “atento a la supuesta negativa de la galena del hospital local” y admitió lo peticionado “conforme a la Jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

En tanto, el Asesor de Menores expresó que en este caso se encontraban ante el supuesto de un aborto no punible.

Por otra parte, la Junta Médica planteó una cesárea y la posibilidad de una ligadura de trompas porque “hay razones terapéuticas por las cuales es aconsejable evitar futuros embarazos”. La jueza María Dionisia Zovak autorizó esta intervención.