Sociedad Salud Jueves, 5 de Julio de 2018

En qué consiste la Ley Justina, que cambia las reglas de donación en Argentina

La norma que fue sancionada por unanimidad en Diputados elimina la necesidad de que los familiares den su consentimiento. Y solo se la podrá suspender si la persona manifiesta su negación en vida.

Jueves, 5 de Julio de 2018

La Cámara de Diputados sancionó por unanimidad el proyecto de "ley Justina", que marca un antes y un después en la donación de órganos en la Argentina. A partir de su reglamentación, todas las personas mayores de edad son donantes de órganos, salvo que hubieran expresado su voluntad contraria

El proyecto, del senador Juan Carlos Marino, había sido aprobado en la Cámara Alta por unanimidad el 30 de mayo. En Diputados no necesitó discusión. Con pleno consenso se votó la ley que adoptó el nombre de Justina Lo Cane, la nena de 12 años que falleció el año pasado por no recibir un trasplante de corazón a tiempo.

Como ocurrió en el Senado, los padres de Justina, Ezequiel y Paola, también sus hermanos y abuelos, siguieron todas las alternativas, presentes en el recinto.


La nueva ley regula las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en la Argentina. Prevé que los establecimientos de salud habilitados para hacer trasplantes cuenten con servicios destinados a la donación, que permitirán detectar, evaluar y tratar al donante.

La ley, que modifica la normativa anterior, establece la donación cruzada en el caso de trasplante de riñón (con donante vivo). También explicita que podrá realizarse la ablación de órganos y/o tejidos, a toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de oposición a que después de su muerte se realice la extracción de los mismos.

Seguí leyendo en Sociedad