Sociedad Disturbios Martes, 22 de Mayo de 2018

Paro del Subte: el Gobierno porteño amenaza con despidos

Luego de la detención de 16 manifestantes y el anuncio de medida de fuerza, el Jefe de Gabinete Felipe Miguel aseguró que se aplicarán sanciones, descuentos, suspensiones e incluso cesantías. Los gremios exigen la liberación de los aprehendidos.

Martes, 22 de Mayo de 2018

El jefe de gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, aseguró que “se van a aplicar sanciones, descuentos, suspensiones y hasta despidos” como consecuencia del paro por tiempo indeterminado adoptado por Metrodelegados, que afectó al subte y al Premetro

Además, aseveró que los trabajadores nucleados en ese gremio “no pueden negociar paritarias”, y señaló que el accionar policial tuvo que ver con “acciones de flagrancia”, en relación a los 16 detenidos (ocho ya fueron liberados).

“Si se continúan con estas medidas, no vamos a permitir que tomen a los vecinos de rehenes. Se van a aplicar todas las sanciones que correspondan”, afirmó el funcionario. “Vamos a convocar a nuevos empleados para garantizar el servicio”, informó.


Los Metrodelegados no están autorizados a negociar paritarias porque no tienen personería. Este es así por un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El sindicato autorizado es la UTA, no podemos hacerlo con otra organización, es lo que estableció esa sentencia”, remarcó Miguel.

En tanto, el titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp), Roberto Pianelli, ratificó un paro por tiempo indeterminado en todas las líneas y el Premetro, que se levantará “cuando liberen a todos” los aprehendidos durante el operativo dispuesto en el marco de las medidas de fuerza que realizaban en los ramales E y H.

Por otra parte, Metrovías confirmó que la empresa envió 150 telegramas de suspensión a los trabajadores involucrados en el paro de las cinco líneas del subte porteño.

En un comunicado, detalló que 114 de los 150 telegramas fueron dirigidos a delegados gremiales que cuentan con tutela sindical y que cometieron “acciones ilegales como la ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y liberación de molinetes”, además de “impedir la normal prestación del servicio”.

Seguí leyendo en Sociedad