Sociedad Postura católica Viernes, 20 de Abril de 2018

La Iglesia insiste en su pedido antiabortista a los legisladores

En un documento surgido en la asamblea plenaria del Episcopado, los obispos reclamaron “defender hasta tal punto los derechos humanos que no se los neguemos a los más débiles y vulnerables”. “Toda vida vale”, reiteraron.

Viernes, 20 de Abril de 2018

La Conferencia Episcopal Argentina reiteró su posición anti despenalización del aborto, en un comunicado difundido tras la asamblea plenaria de obispos. 

El documento –titulado ‘Proponemos una mirada amplia. Toda vida vale’- plantean que “una Nación democrática, moderna y progresista, debe tener la capacidad, el ingenio y la creatividad, de buscar soluciones nuevas que resuelvan los problemas, sin necesidad de matar o ‘interrumpir’ vidas de seres humanos”.

En ese marco, expresan: “¡Ojalá podamos defender hasta tal punto los derechos humanos, que no se los neguemos a los más débiles y vulnerables! Vale toda vida”


“Aún hay mucho por hacer para acompañar y ayudar a las mujeres que viven un embarazo inesperado, en malas condiciones”, ya que “muchas de estas realidades tienen que ver con la pobreza no resuelta”, destacan los más de 100 obispos que firmaron.

“Esperamos que este debate nos permita dirigir la mirada de manera amplia a diversas situaciones que no deberíamos separar: la defensa del niño por nacer, el respeto a la mujer y el cuidado de su vida, el inmenso valor de la familia y la vida amenazada de tantos argentinos que se debaten en la pobreza y la miseria”, sostiene el Episcopado en su declaración.

A modo de autocrítica, los obispos indican que, “tanto la Iglesia como la sociedad, no hemos hecho lo suficiente al respecto y tampoco hemos acompañado de la mejor manera a las mujeres que han abortado en medio de sufrimientos y límites, y padecen en soledad las consecuencias de esta decisión”.


A raíz de ello, alientan a los legisladores nacionales a que “se atrevan a soñar una Argentina más grande, superadora de recetas de cuarenta años atrás y a que sean capaces de proponer leyes innovadoras que tutelen tanto la vida y los derechos de la madre como la vida y la dignidad del hijo”.

Seguí leyendo en Sociedad