Sociedad Martes, 13 de Marzo de 2018

La Justicia impide que el Gobierno porteño demuela la antigua casona

La Cámara de Apelaciones modificó una medida cautelar y ordenó al Ejecutivo que “se abstengan de llevar adelante cualquier acción que implique afectar, modificar o demoler el edificio” del barrio Belgrano.

La Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario rechazó un recurso de apelación, modificó una medida cautelar concedida en primera instancia y ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a la empresa constructora ‘Washington 2066 SA’ a que “se abstengan de llevar adelante cualquier acción que implique afectar, modificar o demoler” la antigua casona del barrio Belgrano, por la cual los vecinos presentaron una demanda para evitar su destrucción. 

La medida judicial exceptúa las tareas “que pudieran resultar imprescindibles para evitar daños a terceros ajenos a este pleito”.


Asimismo, exige una garantía de participación de accionantes, así como la notificación a los actores sobre “las medidas, dictámenes, decisiones y cualquier otra actividad relevante” en cuanto a los trámites administrativos que se lleven adelante, tales como pedido de demolición, de catalogación, etc.

La decisión de la Cámara llega luego de que tanto el GCBA y como la empresa apelaran la sentencia del juzgado N°2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario, que ordenó la abstención de “innovar en relación a la demolición” del edificio ubicado en Washington 2066, luego de que un grupo de vecinos solicitaron “generar un espacio de participación ciudadana que permita aclarar el destino de la parcela y delinear las acciones positivas tendientes a evitar daños en el patrimonio urbanístico”.

El inmueble es una casa de más de 60 años de antigüedad que, según explicaron los amparistas, “resulta testigo y testimonio de la historia del Barrio de Belgrano”.


Seguí leyendo en Sociedad