Sociedad Cyber acoso Martes, 20 de Febrero de 2018

Buenos Aires lidera el ranking de casos de grooming en el país

Es el delito que más creció en los últimos años (más del 1600% desde 2015) y sólo el 30% de la población argentina conoce de qué se trata. Especialistas recomiendan mayor interiorización de los padres respecto a la actividad de sus hijos en Internet.

Martes, 20 de Febrero de 2018

La noticia respecto al ataque de un padre a un sujeto que acosaba a su hija de 11 años, luego de que el primero se hiciese pasar por ella en una red social, despertó el alerta sobre la vulnerabilidad a la que están expuestos los niños y adolescentes cuando utilizan Internet en cualquier medio electrónico.

Según datos estadísticos extraídos de los Poderes Ejecutivo y Judicial, el grooming -cuando un adulto toma contacto con un menor, por medio de cualquier tipo de comunicación electrónica, y ese contacto tiene una finalidad de cometer un delito contra la integridad sexual de ese menor- es el delito que más aumentó en el último tiempo. Tan sólo entre 2015 y 2017 se detectó un crecimiento del 1600% de denuncias por este tipo de hechos.

Si bien en la mayoría de los casos, ya sea por propia advertencia de la víctima o por detección de un adulto, se logra detectar a tiempo la conducta del groomer (acosador), existen en el país antecedentes de homicidio, abuso sexual, amenazas o manipulación tras el contacto online entre un adulto con el/la menor.

Y quizás el dato más preocupante es que tan sólo el 28.4 por ciento de la población argentina está interiorizado sobre la problemática del grooming. Por su parte, un 39% ha escuchado sobre el tema, pero desconoce de qué se trata. El restante 32.6% directamente no registra datos sobre el delito.

La provincia de Buenos Aires lidera el ránking de denuncias por grooming en todo el país, donde se registran cerca de doce presentaciones judiciales diarias (casi 4400 al año) y la tendencia va en aumento. En cuanto a las víctimas, la gran mayoría son niñas de entre 11 y 14 años, aunque el flagelo no es ajeno a varones o adolescentes de 15 a 18.

A raíz de ello, los especialistas en delitos informáticos aconsejan a los padres sostener un mayor compromiso e interiorización respecto a las actividades que sus hijos realizan en las redes sociales. Es necesario romper la barrera que impone la propia tecnología y advertir a los jóvenes sobre los peligros de la inseguridad informática y cómo combatirla.

Incluso, además de la concientización al chico, se recomienda establecer un control sobre los usuarios que siguen y los que los siguen a ellos en las distintas plataformas, para evitar que entre ellos se encuentre un groomer.

Y lo más importante, ante cualquier sospecha de que su hijo o hija es víctima de grooming, denunciar el hecho en las Fiscalías especializadas y extremar las precauciones.

    Seguí leyendo en Sociedad