Sociedad Investigación Martes, 20 de Febrero de 2018

La anestesista se despegó de la muerte de Pérez Volpin

“No tengo ninguna responsabilidad profesional”, afirmó Nélida Puentes en un escrito que presentó ante la Fiscalía. La profesional destaca haber actuado según el protocolo y asegura que las complicaciones sufridas son ajenas a su tarea.

Martes, 20 de Febrero de 2018

Nélida Inés Puente, la médica anestesióloga que atendió a Débora Pérez Volpin en la endoscopía que derivó en su muerte, reiteró en un escrito presentado en la fiscalía “no tener ninguna responsabilidad profesional” en el trágico desenlace.

Su abogado, Eduardo Gerome, informó que fue “una manifestación espontánea en la que se relata todo lo que ocurrió durante el tiempo que Pérez Volpin estuvo en el quirófano”.

“Así como nos presentamos inmediatamente ante el juzgado para dar testimonio, ahora queremos dejar sentado por escrito nuestra versión para que la fiscalía conozca lo que pasó allí dentro. Aún así, estamos dispuestos a volver a presentarnos si así lo dispone la justicia”, afirmó el letrado.

En el escrito -presentado ante la fiscalía criminal 51, que investiga el deceso ocurrido el 6 de febrero en el Sanatorio de la Trinidad- Puente afirma haber analizado “cada paso” que cometió aquel día. Destaca que sus acciones las realizó “conforme a las reglas de la medicina”.

“Si bien el haber estado concentrada en los monitores me permitió detectar en forma temprana que algo anómalo estaba sucediendo y poner en marcha los mecanismos tendientes a intentar revertir la situación que se generó, el brusco deterioro de la paciente y la magnitud del cuadro me impidieron conocer las causas del mismo”, señaló la anestesista.

Respecto a las complicaciones sufridas por la legisladora porteña durante el procedimiento, Puente relata que se produjo por circunstancias “absolutamente ajenas” a su tarea y estimó “que la magnitud del enfisema como las regiones que fueron afectadas condicionaron la nula respuesta a los denodados esfuerzos de reanimación”.

    Seguí leyendo en Sociedad