Sociedad Corrupción sindical Jueves, 11 de Enero de 2018

Con $7 millones, cayó la ex cúpula de la Uocra de Bahía Blanca

Diez personas fueron detenidas durante 19 allanamientos llevados a cabo en esa ciudad, Monte Hermoso y Coronel Suárez, en el marco de una causa que investiga una asociación ilícita con más de 30 hechos de extorsión. Conocé el modus operandi denunciado.

Jueves, 11 de Enero de 2018

Más de 5 millones de pesos y 100 mil dólares fueron hallados escondidos en bolsas, cajas y bolsos en la casa en la que fue detenido el ex titular de la Uocra Bahía Blanca, Humberto Monteros, en el balneario de Monte Hermoso.

La causa que tiene a cargo el fiscal general Juan Pablo Fernández investiga delitos de asociación ilícita en concurso real con más de 30 hechos de extorsión, por lo cual se llevaron a cabo 19 allanamientos en inmuebles de esas ciudades y Coronel Suárez.

Además del ex secretario general, en los procedimientos fueron arrestadas otras nueve personas, entre ellas el también ex secretario adjunto, José Bernardo Burgos. El resto de los aprehendidos fueron identificados como Pablo David Gutiérrez, Nelson Damián Cabrera, Carlos Carrillo, Mario González, Raúl Erbin, Sergio Vázquez, Aníbal Aranda y David Muñoz.

El megaoperativo fue encabezado por el propio jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, y se llevó a cabo en viviendas y otros lugares como en la sede de la UOCRA y la mutual de Bahía Blanca, en Coronel Suárez, y en la vivienda de Monteros en Monte Hermoso.

Modus operandi

“Era un grupo de personas comandadas y organizadas por los dos jefes máximos de la Uocra local, Monteros y Burgos, que dirigían a los restantes partícipes de esta asociación ilícita”, con un modo de operar “en función del cual coaccionaban y extorsionaban a empresarios del ramo de la construcción”, explicaron desde la Fiscalía.

El sistema consistía en pedir a las empresas “sumas de dinero o contratar las empresas de ellos mismos o vinculadas a familiares -con sobreprecios-, que les dejaban importantes ganancias bajo apercibimiento de paralizarle las obras o de hacerle asambleas”, agregaron.

Entre las maniobras que realizaban, el fiscal señaló que “obligaban a que contraten a empresas de servicios -como baños químicos, de viandas y de ropa de trabajo- que pertenecían a allegados a las familias de los gremialistas”.

Fernández puso como ejemplo que “hay extorsiones como en una sola empresa que van desde los 400.000 a los 750.000 pesos” y aclaró que el monto dependía de “la importancia de la empresa o la envergadura de la obra a realizar”.

Agregó que había también “extorsiones menores a quienes construían una casa o departamentos” y en esos casos exigían el pago de “dinero mensual y durante todo el plazo de la obra, en beneficio de dichos dirigentes”.

    Seguí leyendo en Sociedad