Sociedad · Viernes, 29 de Diciembre de 2017

Quiénes fueron “Pichona” y Carlos, los padres de la nieta 127

Desaparecidos por la dictadura militar, se conocieron en 1975 en San Juan, de donde era oriundo él. En 1977 ella dio a luz a la joven en la ESMA. Su apropiación fue parte de los 789 casos incluidos en la megacausa del centro clandestino de detención. Conocé la historia.

Abuelas de Plaza de Mayo anunció la recuperación de la nieta número 127, hija de María del Carmen “Pichona” Moyano, una mendocina desaparecida que fue secuestrada junto a su pareja, el sanjuanino Carlos Simón Poblete -ambos militantes en Montoneros- entre abril y mayo de 1977 en Córdoba.




Estela Carlotto detalló que la niña fue dada a luz en el centro clandestino de detención que funcionaba en la ex ESMA, adonde su madre había sido trasladada desde La Perla, cuando cursaba el octavo mes de embarazo.

El parto fue atendido por el represor Jorge Luis Magnacco, médico militar del hospital Naval, quien hace días fue excarcelado por cumplir tres cuartos de su sentencia, a raíz de las bajas penas que recibió por el delito de ‘apropiación ilegal de bebés’.

La restitución fue anunciada en una conferencia en la que a la titular de Abuelas de Plaza de Mayo la acompañaron dos tías de la nieta, Elsa Poblete y Adriana Moyano; además de otros dirigentes políticos y miembros de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.




No se revelaron mayores detalles sobre la nieta recuperada con el fin de de mantener su privacidad y por lo reciente de la noticia, tal como indicó Carlotto.

Sí se supo que en 2012 en Mendoza se radicó una denuncia sobre posibles casos de personas que podrían ser hijas de desaparecidos. Entre ellas se encontraba la nieta recuperada número 127.

Al respecto, se informó que “la investigación concluyó con el requerimiento al Juzgado Federal No. 1 de Mendoza de la prueba genética a la víctima con la que finalmente se corroboró que se trata de la hija del matrimonio Moyano-Poblete”.

La felicidad de los familiares

En la conferencia de prensa, Poblete expresó su alegría y la de su familia por la noticia, al comentar que “desde hace cuarenta años” que la buscaban.




“Ahora la encontramos, y esto es gracias a la sociedad civil y los organismos de derechos humanos”, celebró la hermana de Carlos, quien le transmitió su deseo de conocerla, pero al mismo tiempo, fue clara al decirle que la iban a esperar el tiempo que sea necesario para que ella procesara su nueva situación.

“Quiero enviarle un mensaje a nuestra sobrina y decirle que la esperamos con los brazos abiertos y vamos a permitirle todo el tiempo del mundo para que ella procese su situación”, puntualizó.

La historia de sus padres

Nacida el 4 de mayo de 1954 en la localidad de Godoy Cruz, Mendoza, María del Carmen Moyano era la menor de tres hermanas.

Practicaba natación, básquet y vóley en el Club Talleres. Estudiaba Bioquímica, donde también se destacó por su trabajo social.

Militó en la Juventud Peronista (JP 17 de Noviembre), trabajó con el Padre ‘Macuca’ Llorens en el barrio San Martín, en comedores, guarderías y en la cooperativa de viviendas que el cura había impulsado.

Con su padre, sindicalista en Agua y Energía, compartían su pertenencia al peronismo y sus ideales.

Su compañero de militancia Eduardo Becerra la describe como una chica “dulce y angelical”, pero con mucha “fuerza interior” que, luego de trabajar, no dudaba en salir a hacer pintadas políticas junto a sus pares.

María del Carmen trabajaba en la Dirección de Tránsito y Transporte provincial, donde era delegada gremial.

Su casa fue allanada en abril de 1975, y a partir de ese momento pasó a la clandestinidad y se mudó a San Juan, donde conoció a quien luego se convirtió en su pareja, Carlos Poblete, también asesinado.

El 16 de octubre de 2013, en la declaración en la megacausa de la ESMA, su hermana Adriana relató: “La detención la supe a través del testimonio de Sara Solarz de Osatinsky y Ana María Martí. Me contaron del nacimiento de mi sobrina en junio de 1977”.

“Mi padre (que murió en 2010) seguía esperando que apareciera mi sobrina”, narró Moyano en el marco de la audiencia 99, donde se ventiló el caso de la hija de María del Carmen y Carlos, que es uno de los 789 incluidos en el juicio de la ESMA.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?