Sociedad · Miercoles, 4 de Octubre de 2017

Evolución quiere modificar la ley de VTV en la Ciudad para que el control se haga cada dos años

El proyecto presentado por el legislador porteño Juan Francisco Nosiglia busca extender a cinco años el plazo para exigirla a los 0km, y que a los vehículos de mayor antigüedad se los chequee cada 24 meses en vez de cada 12.

La VTV rige en la Ciudad desde hace un año

Un proyecto presentado por el legislador porteño y candidato de Evolución Juan Francisco Nosiglia apunta a modificar la ley de Verificación Técnica Vehicular (VTV) para que el control se haga en períodos más espaciados.

La iniciativa que ingresó en la Legislatura de la Ciudad propone que a los autos o motovehículos 0km se les realice el primer control durante el quinto año de antigüedad o al haber superado los 100.000 km, cuando en la actualidad se hace en el cuarto año y al haber pasado los 60.000 km, mientras que pide que a los transportes de mayor antigüedad se les exija la VTV cada dos años, en vez de uno como rige actualmente la ley.

“Todas las fábricas automotrices de la República Argentina establecen una garantía sobre el correcto funcionamiento de sus vehículos hasta los 100.000 km de rodaje”, argumentó el legislador de Evolución, y agregó que “la amortización contable de los rodados se produce al quinto año de su creación por el desgaste de los materiales que los componen”.

“Teniendo en cuenta estas dos variables creemos que la redacción correcta del artículo 14 sería contemplar los cinco años de antigüedad y/o los 100.000 km de rodaje para que los autos realicen su primera verificación técnica vehicular”, sostiene el proyecto.

Además, la propuesta considera que “la periodicidad con la cual se deberá realizar la verificación técnica vehicular debe ser cada dos años en lugar de una vez por año”.

“El total automotor porteño que debería pasar por el sistema de la VTV es de aproximadamente 800.000 vehículos. Las multas previstas por no realizar los controles son altas y aquellos automovilistas que no porten el certificado de la VTV, aunque lleven la oblea pegada en el parabrisas, serán penados”, señala el proyecto.

La VTV comenzó a regir el 1° de octubre del año pasado en la Ciudad de Buenos Aires, y generó el enojo de muchos porteños, que consideran que se trata de un instrumento recaudatorio.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?