Sociedad · Martes, 29 de Agosto de 2017

Cascos Blancos inició su misión humanitaria en Mozambique

Un ingeniero agrónomo voluntario viajó a la comunidad de Mangundze para contribuir al fortalecimiento de las capacidades locales de autoproducción de alimentos.

El 80% de la población depende de la agricultura

La Comisión Cascos Blancos de la Cancillería argentina envió un voluntario ingeniero agrónomo a la comunidad de Mangundze, ubicada en la provincia de Gaza, en la república africana de Mozambique, con el objetivo de contribuir al fortalecimiento de las capacidades locales de autoproducción de alimentos.

La agricultura es la principal actividad económica de Mozambique. De hecho, el 80% de la población depende de la agricultura a pequeña escala con una rentabilidad muy baja. Pero el paso del fenómeno El Niño por el país africano dejó a dos millones de personas con necesidades urgentes. Las graves sequías y las inundaciones provocaron una escasez de reservas de alimentos, semillas, ganado y ahorros familiares. Ante esta situación, y en respuesta al pedido realizado por el Director de la Missäo Säo Benedito de Mangundze, padre Juan Gabriel Arias, Cascos Blancos desarrolla una misión de asistencia humanitaria.

Desde el 26 de agosto al 24 de septiembre, el voluntario de Cascos Blancos, el Ingeniero Agrónomo Julio Luconi, brindará apoyo a la población rural en manejo agropecuario para el autoconsumo, mediante el intercambio de experiencias, capacitaciones, visitas a los campos, asesoramiento y cooperación en la búsqueda de mejoras o soluciones a los problemas identificados.

El desarrollo de la asistencia consistirá en la formación de “técnicos, asistentes o promotores” que en forma voluntaria cumplan la función de asistentes extensionistas en las distintas comunidades, y en la creación de chacras demostrativas para la realización de prácticas para aquellas técnicas agropecuarias que se pretendan incorporar o mejorar.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?