Sociedad · Lunes, 26 de Junio de 2017

Promulgaron la ley que priva de la patria potestad a los femicidas

El Poder Ejecutivo publicó en el Boletín Oficial la norma que quita la responsabilidad parental a quienes sean condenados por homicidio agravado por el vínculo, femicidio, lesiones y abuso sexual de sus hijos.

La ley detalla quiénes pierden la responsabilidad parental

El Poder Ejecutivo promulgó este lunes la ley 27.363, que establece la privación automática de la responsabilidad parental a quienes sean condenados por homicidio agravado por el vínculo, femicidio, lesiones y abuso sexual de sus hijos, sancionada por el Congreso a fines de mayo.

La norma publicada hoy en el Boletín Oficial incorpora el artículo 700 bis al Código Civil y Comercial, y detalla que cualquiera de los progenitores queda privado de la patria potestad por los siguientes casos:

a) Ser condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio agravado por el vínculo o mediando violencia de género conforme lo previsto en el artículo 80, incisos 1 y 11 del Código Penal de la Nación, en contra del otro progenitor.

b) Ser condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de lesiones previstas en el artículo 91 del Código Penal, contra el otro progenitor, o contra el hijo o hija de que se trata.

c) Ser condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito contra la integridad sexual previsto en el artículo 119 del Código Penal de la Nación, cometido contra el hijo o hija de que se trata.

La ley aclara que "la privación operará también cuando los delitos descriptos se configuren en grado de tentativa, si correspondiere", y agrega que "la condena penal firme produce de pleno derecho la privación de la responsabilidad parental".

El texto sancionado por el Congreso también modifica el artículo 702, que establece que el ejercicio de la responsabilidad parental se suspende mientras dure la declaración de ausencia con presunción de fallecimiento; con el plazo de la condena a reclusión y la prisión por más de tres años; ante la declaración por sentencia firme de la limitación de la capacidad por razones graves de salud mental que impiden al progenitor dicho ejercicio; por la convivencia del hijo o hija con un tercero, separado de sus progenitores por razones graves, de conformidad con lo establecido en leyes especiales; y con el procesamiento penal o acto equivalente por los delitos mencionados en el artículo 700 bis.

Te puede interesar


¿Qué opinás sobre esto?