Sociedad · Martes, 10 de Enero de 2017

Manteros desalojados mantienen cortada la avenida Pueyrredón

Tras el intenso operativo que se concretó en la madrugada, los comerciantes ilegales que ocupaban las veredas cercanas a la estación de Once interrumpen el tránsito entre Perón y Rivadavia para expresarse en contra de la medida. Desde el Gobierno de la Ciudad dicen que conversarán con aquellos “que estén a favor de la competencia leal e igualitaria”.

Los vendedores ilegales prendieron fuego para cortar la calle

Tras el intenso operativo que se concretó durante esta madrugada, los comerciantes ilegales que ocupaban las veredas cercanas a la estación de Once interrumpen el tránsito entre Perón y Rivadavia para expresarse en contra de la medida.

La subsecretaria de Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Clara Muzzio, aseguró que se busca “terminar con la venta ilegal y el uso indebido del espacio público que estaba sucediendo en la zona, como se hizo anteriormente en Florida, en Constitución, en Retiro y en avenida Avellaneda”.

“Estamos atendiendo los reclamos de vecinos y comerciantes, y de las miles de personas que pasan habitualmente por este centro de trasbordo”, expresó en FM 87.5, y enfatizó: “Más de 2000 comerciantes de la zona se ven afectados por esta competencia desleal, provocada por la misma cantidad de manteros”.

Muzzio agregó que la zona afectada “es el tercer centro de trasbordo de la Ciudad, donde pasan cerca de 200 mil personas por día, 66 líneas de colectivo, dos líneas de subte y la cabecera de Once”. En ese marco, destacó que “hay una situación de intransitabilidad que impide que las personas puedan trasladarse de forma segura por la zona”.

La funcionaria detalló que durante el operativo se retiraron unas 50 estructuras. Además, continuará la presencia policial en la zona para evitar que los manteros vuelvas a instalarse. Al mismo tiempo, instalaron oficinas móviles sobre la calle Perón para realizar un censo y trabajar en la búsqueda de una solución alternativa.

“Estamos dispuestos a dialogar con aquellos vendedores de buena fe, que estén a favor de la competencia leal e igualitaria con el resto de los vecinos de la Ciudad”, expresó Muzzio, y advirtió: “No vamos a dialogar con aquellas organizaciones que están atrás de muchos de ellos”.

Por su parte, el fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Cevasco, advirtió que los manteros "nunca tuvieron autorización" para vender sus productos a la vera de la avenida Pueyrredón y argumentó que "las veredas están hechas para circular, no para comerciar".

"La única manera de estar allí era coimeando a la Policía, hoy tenemos una nueva Policía", manifestó en declaraciones a TN, y sostuvo que en la zona del barrio de Once "hay una gran actividad clandestina e ilegal y tiene que terminar".

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?