Sociedad San Telmo Miercoles, 4 de Enero de 2017

Desalojaron a 62 familias que ocupaban el edificio del ex Padelai

Con un fuerte despliegue policial, este miércoles se llevó a cabo el operativo pacífico en el inmueble ubicado en Balcarce entre Humberto 1° y San Juan. Según el abogado de los vecinos afectados, el Gobierno de la Ciudad nunca pagó la indemnización correspondiente por la expropiación del predio.

Desde la madrugada hubo una gran presencia policial en la zona

Miercoles, 4 de Enero de 2017

Con un fuerte operativo policial desplegado desde la madrugada, antes de las 8 de la mañana comenzó el desalojo pacífico de las 68 familias que ocupaban el edificio del ex Patronato de la Infancia, ubicado en la calle Balcarce entre Humberto 1° y San Juan, en el barrio de San Telmo.

Los vecinos no se resistieron al ingreso del personal del Ministerio de Desarrollo Humano porteño que desde esta mañana retiraba sus pertenencias del inmueble por orden de la jueza María Lorenza Tula del Moral, del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas, quien no cedió al pedido de un plazo de cinco días y determinó que el edificio debe quedar completamente desalojado hoy a las 20.

El representante legal de las familias afectadas, Sebastián Alanis, afirmó que "el gran punto del conflicto es quién es el titular del inmueble”. En esa línea, advirtió que “según las constancias que existen en el registro de la propiedad, la titularidad del inmueble corresponde a la cooperativa que forman las familias”, pero “por otro lado, el Gobierno sostiene que ellos son propietarios luego de que se haya dictado una ley de expropiación”.

“Lo que reclaman las familias es que el Gobierno nunca pagó el monto indemnizatorio. Entonces, la titularidad del dominio sigue en cabeza de estas familias, que continúan reclamando sus derechos. Estamos tratando de negociar una salida pacífica y saludable a todo esto", afirmó el abogado en declaraciones a la FM Delta.

Desde septiembre del año pasado hubo reuniones entre las partes para solucionar el conflicto y tras ellas, varias familias ya dejaron el lugar. Aún restan muchas que resisten y exigían créditos para conseguir otra vivienda.

En 2003, el gobierno de Aníbal Ibarra ya había desalojado del lugar a 24 familias, en un acto conflictivo que  terminó con  50 heridos y 16 detenidos. Sin embargo, en 2012, el predio volvió a ser tomado.

    Seguí leyendo en Sociedad