Sociedad Educación Lunes, 9 de Mayo de 2016

Cruces entre el Gobierno bonaerense y los docentes por la vuelta de aplazos en primaria

El Consejo General decidió por mayoría que se podrá volver a calificar con notas menores a 4 y con insuficiente a los estudiantes que no alcancen los logros esperados. Para el Gobierno se trata de "nivelar para arriba", pero sectores docentes critican la medida y opinan "que un aplazo no es estímulo".

Desde septiembre de 2014 no se permiten aplazos en primaria.

Lunes, 9 de Mayo de 2016

A partir de junio, los alumnos de las escuelas primarias bonaerenses podrán volver a ser calificados con aplazos e insuficientes, tras la decisión del Consejo General de dar marcha atrás con la medida implementada en septiembre de 2014 para "no estigmatizar" a los estudiantes con las notas más bajas.

La decisión, acordada con cuatro votos a favor y tres en contra, generó fuertes repercusiones y dividió al colectivo educativo entre los celebratorios y detractores del cambio en el sistema de evaluación.

El ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, afirmó que "hay que terminar con la pedagogía de la compasión" y opinó que "estigmatizar es hablar peyorativamente de una cualidad subjetiva que hace a la esencia de la persona -su color de piel, su nacionalidad, sus creencias religiosas, políticas-, pero hablar de una nota que, eventualmente, esforzándote podes mejorar y cambiarla, no estigmatiza".

A su vez, consideró que esta modificación responde a la necesidad de volver a "nivelar para arriba, no para abajo, sino estafamos a los chicos. Los chicos pasan y pasan, terminan quinto año, van a conseguir trabajo y no los toman; van a la Universidad y ni pasan los exámenes".

Por su parte, algunos sectores docentes ya expresaron su rechazo a la medida de la Dirección General de Cultura y Educación, por considerar que se hizo de manera unilateral sin tener en cuenta la opinión de los diversos actores involucrados. Néstor Carasa, consejero general de SUTEBA señaló que se trata de un "cambio sin consulta y sin diálogo, donde no se abrió a la participación de los docentes, alumnos y sus familia para implementarlo".

Desde una perspectiva pedagógica, aseguró que "una escala numérica no refleja en términos el aprendizaje" y que "para un niño de 9 o 10 años un aplazo no es estímulo". Y añadió: "Lo fundamental cuando un niño no aprende no es la calificación que le voy a poner sino qué voy hacer para que el niño aprenda. Hay chicos que necesitan más apoyo para el aprendizaje, la escuela tienen que velar para que ese apoyo exista en la escuela".

Esta semana, la Dirección eviaría una circular a las escuelas antes del cierre de los boletines, que permitirá calificar nuevamente con 1, 2 y 3 a los alumnos desde 4° a 6° grado, mientras que para los chicos de 1° a 3° a nivel conceptual la escala irá de "insuficiente" a "sobresaliente", pasando por "regular, bueno y muy bueno".

    Seguí leyendo en Sociedad