Sociedad Medio ambiente Martes, 8 de Julio de 2014

Denuncian que el Gobierno quiere instalar una planta de uranio ilegal en Formosa

La Fundación de la Defensa del Ambiente (Funam) aseguró que la Constitución y otras leyes provinciales prohíben este tipo de proyectos, ya rechazados en Córdoba, La Rioja y Mendoza, por considerarlos contaminantes.

El proyecto podría desencadenar un conflicto ambiental con Paraguay.

La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam) denunció que el Gobierno quiere instalar una planta de uranio en la provincia de Formosa, lo cual está "prohibido" por la Constitución y otras leyes provinciales por connsiderarlas contaminantes.

El organismo, que posee estatus consultivo ante el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (ECOSOC), informó que se trata de la planta de "Dioxitek, empresa de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA)" que el Gobierno quiere instalar con el nombre de Nueva Planta de Uranio (NPU).

Además, anunció que solicitará "a la Defensoría del Pueblo de la Nación y a la Auditoría General de la Nación (AGN) que investiguen cómo se gestaron esos proyectos".

Según informaron, esa planta "está siendo expulsada de Córdoba, donde ha contaminado indiscriminadamente el ambiente" y destacaron que "su radicación fue rechazada por tres ciudades de esa provincia y en La Rioja y Mendoza".

"Solo el gobierno de Formosa le dijo sí", sostuvo el titular de la fundación, el biólogo Raúl Montenegro, y detalló que "no puede localizarse en la provincia" porque "su radicación viola el Artículo 38 de la Constitución local y el Artículo 13 de la ley provincial 1060".

También contó que el lugar elegido por la administración del gobernador Gildo Insfrán para la instalación es próximo "a territorios Qom".

Por otra parte, Montenegro aseguró que el gobierno nacional "nunca informó" a su par paraguayo del proyecto, cuando la instalación de la planta está prevista en el "riacho Formosa, que desemboca en el binacional río Paraguay". El biólogo explicó que estp sería como crear una "Botnia al revés".

Seguí leyendo en Sociedad