Política Judiciales Martes, 14 de Mayo de 2019

Caso Pérez Volpin: el endoscopio fue adulterado y no era apto

Así lo confirma el peritaje realizado por la Justicia. Según los estudios, el dispositivo no funcionaba correctamente y le alteraron el número de serie.

Martes, 14 de Mayo de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

El abogado Diego Pirota, quien representa a de la familia de Débora Pérez Volpin, confirmó que una pericia estableció que el número de serie del endoscopio del sanatorio La Trinidad (Palermo) fue adulterado y que el equipo no funcionaba correctamente. La legisladora falleció en febrero de 2018 cuando se realizaba una endoscopía.

Diego Pirota, a la derecha

El aparato fue entregado por la clínica tres días después del fallecimiento de la periodista. "A partir de eso se desprenden dos hipótesis posibles -detalló Pirota-, que el aparato no funcionaba bien y el endoscopista tuvo que realizar una conexión clandestina a alguna boca de aire para poder utilizarlo, o que el equipo que nos entregó la clínica no fue el que se usó para hacer la endoscopía de Pérez Vólpin". Respecto a la placa identificatoria del aparato, Pirota señaló que "tiene limados los números de serie".

El próximo 10 de junio comienza el juicio para determinar la responsabilidad de los médicos Diego Ariel Bialolenkier -endoscopista- y Nélida Inés Puente -anestesista-, procesados por homicidio culposo.

"Aunque estén haciendo todo lo posible para evitarlo, no sólo los médicos tendrán que dar explicaciones ante la Justicia: también las autoridades de la clínica", advirtió el abogado al respecto.