Política Judiciales Miercoles, 10 de Abril de 2019

De regreso en el país, Samid dijo que le armaron una causa política

Tras haber sido expulsado de Belice, el empresario declaró en Comodoro Py y acusó al Gobierno de perseguirlo por formar parte de la oposición. Además, pidió disculpas por sus acusaciones al fiscal Pérez Barberá.

Miercoles, 10 de Abril de 2019
Diario Inédito Las noticias de un país en un sitio. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Alberto Samid declaró en los tribunales de Comodoro Py y aseguró que la causa en su contra "está armada por razones políticas", debido a su férrea oposición al gobierno. 

"Se me fue formando algo. Un señor me dijo que estaba en el horno. Entré en pánico y me tomé unos días de vacaciones", aseguró. "Pido disculpas si dije cosas que no eran", afirmó, en referencia a sus acusaciones contra el fiscal Gabriel Pérez Barberá. Samid había dicho que le había pedido una coima de 1,8 millones de dólares para liberarlo de las acusaciones.

"A mí me tienen que dar una medalla porque hace 50 años que trabajo por el país. Soy solidario en mi barrio, fui boy scout, bombero voluntario, presidente de Morón, vicepresidente del Mercado Central, congresal nacional y provincial de mi partido. Esta es una causa política, no jurídica. Yo soy oposición de este gobierno. Quieren disciplinar con causas judiciales", remarcó durante la audiencia.

Pérez Barberá, el fiscal ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico, adelantó que pedirá la prisión preventiva de Samid. "Voy a pedir la prisión preventiva, también es de esperar que las defensas pidan la excarcelación, que es lo que corresponde que cada parte haga, y después el Tribunal va a resolver conforme a su criterio", dijo.

El empresario conocido por su cadena de carnicerías llegó el 9 de abril a la Argentina tras ser expulsado de Belice. Estaba prófugo desde hacía algunos días, pero fue detenido por la policía de San Pedro, una pequeña localidad situada al sur del Cayo Ambergris.

Samid está acusado por haber integrado una asociación ilícita, conformada en 1993, para cometer ilícitos tributarios que, según la AFIP, querellante en la causa, asciende a 23 millones de pesos.

Seguí leyendo en Política