Política Justicia Miercoles, 1 de Agosto de 2018

Corrupción en la obra pública: arrestos, citaciones y el cuaderno acusador

Trece personas, entre ellas el ex mano derecha de Julio De Vido, fueron detenidas tras 34 allanamientos. Cristina Kirchner fue convocada por el juez Bonadio para prestar declaración indagatoria. Las anotaciones de un remisero, una de las pruebas claves.

Roberto Baratta, ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal; el empresario Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería; y Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la firma IECSA, fueron detenidos en el marco de una megacausa por presunta corrupción en obras públicas.

Muchos de los funcionarios más cercanos a Néstor Kirchner y Julio De Vido durante todos los años que duró la gestión kirchnerista están acusados de ser parte de una asociación ilícita y quedaron a disposición de la Justicia. Se los acusa de recorrer, al menos durante 10 años de gestión kirchnerista, Buenos Aires en busca de bolsos con dinero que entregaban algunos de los contratistas de la obra pública.

En total, fueron detenidas once personas en el marco de 34 allanamientos dispuestos por el juez federal Claudio Bonadio, en distintos puntos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Pero serían más los arrestos relacionados a esta causa.

Entre los detenidos figuran Baratta, Ferreyra y Sánchez Caballero, así como el ex presidente de ENARSA Walter Fagyas; Armando Losón, presidente del Grupo Albanesi, y Carlos Mundín, dueño de la firma BTU. También fue detenido el ex funcionario del Ministerio de Planificación Rafael Llorens.

Además, Bonadio citó a prestar declaración indagatoria a Cristina Fernández de Kirchner en el marco de esta causa para el próximo 13 de agosto. Mientras que también están citados Julio De Vido, Oscar Parrilli, Abal Medina y el ex juez federal Norberto Oyarbide.

La decisión del magistrado fue tomada tras una investigación de periodistas del diario La Nación. El chofer de Baratta, Oscar Centeno -también detenido-, guardaba registros en un cuaderno de los viajes que realizaba el ex funcionario para cobrar y distribuir dinero, que provendría de las coimas.

En esas anotaciones, que le fueron entregadas a la Justicia, se nombra al ex presidente Néstor Kirchner como uno de los receptores de ese dinero. Según la acusación, el ex Jefe de Estado encabezó la trama y daba órdenes directas para realizar los cobros.

En el caso de Cristina, tras el fallecimiento de su esposo, las explicaciones en el cuaderno indicaban que la recaudación seguía adelante en la Jefatura de Gabinete. Incluso, en un par de ocasiones se entregó el dinero en el departamento que la ex presidenta posee en Capital Federal.

Seguí leyendo en Política