Política Investigación Lunes, 30 de Julio de 2018

La polémica por aportantes falsos salpica a la campaña en CABA

El Gobierno porteño habría utilizado a empleados públicos para asignar recursos a la campaña de Elisa Carrió en las elecciones legislativas de 2017. Una ONG presentó una demanda por lavado de activos contra la gestión Rodríguez Larreta.

La investigación por los “aportantes falsos” en la campaña de Cambiemos para las legislativas de 2017 continúa sumando pruebas que comprometen al oficialismo. Si bien el escándalo se centró en primera instancia en los fondos en Provincia de Buenos Aires, nuevos datos salpican también a los comicios desarrollados en CABA.

El periodista Juan Amorín reveló que el Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta utilizó a empleados públicos porteños para asignar recursos a la campaña de Elisa Carrió para diputada nacional.

A través de una resolución, el Ejecutivo de la Ciudad asignó unidades retributivas (complementos extra salariales) a una veintena de trabajadores estatales que se desempeñan en diferentes áreas, las cuales oscilaban entre los $10 mil y los $120 mil. Sin embargo, la mitad de los beneficiarios donaron $25.000 cada uno a la campaña, el mismo día. La suma otorgada alcanzó los $300.000.

A raíz de esta desprolijidad, la ONG ‘La Alameda’ presentó una nueva demanda penal por lavado de activos contra el Gobierno porteño, para que se investigue el origen de unos 8 millones de pesos aportados en las campañas del PRO entre 2015 y 2017.

Seguí leyendo en Política