Política Miercoles, 7 de Marzo de 2018

Murió Bignone, el último presidente de facto argentino

Fue quien le cedió la banda presidencial a Raúl Alfonsín en el retorno de la Democracia. Fue condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura. Tenía 90 años y falleció en el Hospital Militar.

Miercoles, 7 de Marzo de 2018

El dictador Reynaldo Benito Bignone, último presidente de facto de la Junta Militar previo al retorno a la democracia, murió en el Hospital Militar a los 90 años.

El genocida había recibido una de las mayores condenas por parte del Tribunal Oral Federal N° 1, en el marco del juicio oral por crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco del Plan Cóndor y Automotores Orletti.

En 2016, la Justicia lo condenó a prisión perpetua junto a Santiago Omar Riveros y otros acusados, en el marco de la causa que investigaba los delitos ocurridos durante la dictadura cívico militar en el Colegio Militar de la Nación.

En diciembre de 1983, Bignone le entregó el mando al primer jefe de Estado de la actual democracia, Raúl Alfonsín, después de que el líder radical ganase las elecciones realizadas dos meses antes, tras siete años de dictadura (1976-1983).

Contra el dictador pesaban varias condenas perpetuas por delitos de lesa humanidad cometidos durante el régimen, tales como robo de bebés, torturas, privaciones ilegales de la libertad y asociación ilícita.

Durante su gobierno, se formó una comisión investigadora para analizar responsabilidades durante la Guerra de Malvinas y declaró el “Estado de Emergencia Económica”. También creó el Acta Institucional declarando muertos a los desaparecidos y, considerando como “actos de servicio” a la represión ilegal, dictó el Decreto-Ley de autoaministía, abarcando los hechos entre el 25 de mayo de 1973 y el 17 de junio de 1982, que luego fuera derogado por el gobierno de Alfonsín.

Seguí leyendo en Política