Política Congreso Viernes, 23 de Febrero de 2018

Argentina debate la despenalización del aborto

Con la venia del presidente, el oficialismo aceptó abrir la discusión parlamentaria del proyecto que permite legalizarlo hasta la semana 14 de embarazo. No obstante, se rechazó iniciar el tratamiento sobre tablas el 8 de marzo, en el marco del paro internacional de mujeres.

La movilización al Congreso para reclamar el aborto legal y la presión de diferentes sectores de la sociedad parece haber dado sus frutos. Finalmente, con el visto bueno del presidente Macri, ‘Cambiemos’ aceptó abrir la discusión parlamentaria sobre este delicado tema. No obstante, el oficialismo rechazó la propuesta de la oposición de tratarlo sobre tablas en sesión especial el 8 de marzo, en el marco del día internacional de la mujer.

La decisión se cocinó en una reunión de coordinación de Gobierno en Casa Rosada, de la cual formó parte el primer mandatario, el jefe de Gabinete Marcos Peña, y los principales referentes de la alianza de Diputados y el Senado.

Sin embargo, la orden fue no poner trabas al debate, lo cual no asegura que el oficialismo apoye el proyecto en una futura votación parlamentaria. Incluso el propio Macri se ha mostrado en el pasado en contra de la despenalización del aborto.

La iniciativa propone legalizarlo hasta la semana 14 de embarazo, y se ha presentado cada dos años en los últimos tiempos, elaborado por la ‘Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito’.

Vamos a dar el debate que está instalado en la agenda de la sociedad, pero en conjunto con la subrogación de vientres, la campaña de prevención y agilización de las adopciones”, avisaron desde el PRO, dando cuenta que esperan un tratamiento extenso, escuchando tanto las voces a favor, como las que se oponen.

Respecto a la posición de los legisladores, se sabe que en Cambiemos la postura mayoritaria es el rechazo, aunque no es unánime porque varios dirigentes anticiparon su acompañamiento a la iniciativa.

Lo mismo ocurre en el interbloque Argentina Federal, que responde a los gobernadores justicialistas, el cual congrega a muchos miembros que no apoyarían el proyecto.

En Unidad Ciudadana y el Frente Para la Victoria existe casi un consenso general en favor de la despenalización. No obstante, la propia Cristina Fernández de Kirchner ha declarado estar en contra de la legalización de la interrupción del embarazo.

Los sectores ligados a la izquierda y el socialismo sí están a favor en su conjunto de sancionar la legalización del aborto en Argentina.

Se viene un intenso debate en el Congreso, el cual ya comenzó a instalarse con fuerza en la sociedad.

    Seguí leyendo en Política