Política Rodeado Lunes, 19 de Febrero de 2018

Tras la polémica por ocultar una cuenta, renunció Díaz Gilligan

El funcionario había quedado en el ojo de la tormenta por no declarar un depósito en un banco de Andorra por 1.2 millones de dólares. Miembros de Cambiemos habían solicitado su apartamiento y un diputado del FPV lo denunció por lavado de activos y omición maliciosa.

El subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, presentó su renuncia “indeclinable” tras el escándalo que desató la investigación del diario El País de España que revelaba la posesión de una cuenta de 1.2 millones de dólares en la banca de Andorra.

El funcionario dejó una carta al presidente Macri explicando su decisión y agradeciéndole por haber formado parte de su equipo. Además, cuestionó el “debate mediático” por actividades que “realicé en la actividad privada”.

A Díaz Gilligan le habían soltado la mano varios de los aliados políticos de Cambiemos e incluso Macri había dicho que debía dar las explicaciones del caso.

Además, el diputado del FPV Rodolfo Tailhade lo denunció en la Justicia Federal por lavado de activos y omisión maliciosa por no declarar esos fondos ante organismos nacionales. Pero todo el arco opositor exigió su dimisión en el cargo.

La Oficina Anticorrupción también había iniciado una investigación, la cual comenzó con un pedido de aclaraciones, por los que Díaz Gilligan contaba con diez días hábiles para responder. Asimismo, el organismo que comanda Laura Alonso solicitó “acceder a los anexos reservados de su declaración jurada” y requirió “información a organismos públicos y privados, a fin de reunir toda la información oficial sobre el tema”, según informó en un comunicado.

El cuestionado funcionario había intentado defenderse alegando que “no hay fondos públicos involucrados” en la cuenta oculta a su nombre en un banco de Andorra. “Ni gané un centavo con esa plata. Lo que no se dijo es que, en aquel momento, los gastos y las deudas de la sociedad equivalían más o menos el mismo monto”, sostuvo.

Seguí leyendo en Política