Política · Martes, 19 de Diciembre de 2017

Alfonsín: “Es una ley injusta que aumenta la conflictividad social”

El referente radical cuestionó que Cambiemos no haya anunciado en la campaña electoral que impulsaría la reforma previsional y criticó la falta de diálogo del oficialismo para lograr una alternativa consensuada. “El PRO no entendió el mensaje de las urnas”, advirtió.

La sanción de la ley de reforma previsional en Diputados –impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri- despertó cuestionamientos de diferentes sectores sociales y políticos, tal como quedó demostrado tanto dentro como fuera del parlamento nacional.

Una de las voces críticas del proyecto que modifica la fórmula de actualización de los haberes jubilatorios y pensiones fue la del ex diputado nacional por la UCR, Ricardo Alfonsín.

En diálogo con el programa ‘Tendencias’, el referente radical reprobó la omisión por parte de Cambiemos de anunciar durante la campaña electoral que buscaría reformar el sistema previsional. “No sólo no fue anunciada, sino que esa posibilidad fue expresamente negada”, dijo.

Alfonsín consideró “injusta” una norma que reduce el déficit fiscal “a costa de los jubilados”. “Eso no sólo es injusto, sino que además aumentará la conflictividad social”, vaticinó.

El ex diputado le reprochó al PRO apresuramiento y “no comprender que en Democracia la opinión de los demás importa, en particular la de los afectados. El apresuramiento no se lleva bien con la democracia y con el acierto en las decisiones”, insistió. 

En ese aspecto, indicó que el Gobierno “ha demostrado no comprender la importancia del diálogo en democracia”, ejemplificando con “el aumento desmesurado e insostenible de las tarifas y la designación de jueces de la Suprema Corte por decreto”.

Asimismo reflexionó que Cambiemos “nunca terminó de entender el mensaje de las urnas, ni en 2015 ni en 2017”. Especificó que el PRO contaba “con un recurso con el que no todos los gobiernos contaron: el conocimiento por parte de la sociedad de la gravedad de la situación, así como su disposición al esfuerzo y a la espera para ver resultados. Lo que no entendió el Gobierno es que esa disposición no era incondicional, sino que exigía que el esfuerzo fuera equitativo”.

Por ello, auguró que “la aprobación de la ley podría tener un efecto negativo en su propio electorado. Que se verifique o no ese efecto, dependerá de que hacia adelante el gobierno haga lo necesario para demostrar que la equidad no es algo que lo tenga sin cuidado”.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?