Política Judiciales Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Piden juicio oral para Cristina por la obra pública

Es por la causa que investiga una presunta asociación ilícita y fraude al Estado a raíz del direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz. El mismo requerimiento recibieron De Vido, López, Báez y otros ex funcionarios.

Los fiscales federales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron el envío a juicio oral y público de Cristina Kirchner y los detenidos Julio De Vido, José López y Lázaro Báez, entre otros, por asociación ilícita y fraude al Estado a raíz del direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz.

A partir de ello, el juez federal Julián Ercolini -quien ya tiene los requerimientos de los querellantes en la causa- pedirá opinión a las defensas para luego mandar el caso a sorteo de un tribunal oral.

Ercolini está a cargo de la investigación

La ex presidenta ya fue enviada a juicio en otra causa penal por la venta de dólar futuro al final de su gobierno, que investigó Claudio Bonadio.

En la investigación a cargo de Ercolini, CFK fue procesada en diciembre del año pasado por asociación ilícita y administración fraudulenta agravada en perjuicio de la administración pública, con un embargo de 10.000 millones de pesos.

Además están procesados De Vido, López, el primo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, Carlos Kirchner; el ex titular de Vialidad Nelson Periotti, a raíz de contratos de obra pública adjudicados a la empresa de Báez en Santa Cruz por 46 mil millones de pesos durante el kirchnerismo, que habrían sido direccionados a cambio del pago de sobornos que se investigan en otras causas, como Hotesur y Los Sauces.

En total se relevaron 52 contratos con irregularidades, que habrían incluido sobreprecios y pago de sobornos a la familia presidencial.

Según la acusación fiscal, hubo un entramado delictivo ideado “desde las más altas esferas del Poder Ejecutivo y concretado a través de diversos actos” como la “designación de funcionarios afines, canalización de fondos públicos hacia la provincia de Santa Cruz, realización de obras por convenio con delegación de facultades propias de Vialidad Nacional a Santa Cruz y procesos licitatorios irregulares en pos de favorecer a Lázaro Báez”.

Según definieron los fiscales, Báez era el “amigo presidencial” y pasó de ser empleado del Banco de Santa Cruz a fundar su constructora en coincidencia con la llegada del fallecido Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación.

    Seguí leyendo en Política