Política · Jueves, 7 de Diciembre de 2017

Reacciones: conmoción, sorpresa y el “quilombo que se arma”

Una vez conocida la resolución de Bonadio donde pidió la detención de Cristina Kirchner y varios de sus funcionarios, se conoció la opinión de los distintos actores sociales, políticos y judiciales. Qué dijo cada uno.

Claudio Bonadio ordenó varias detenciones de ex funcionarios

Las detenciones de ex funcionarios kirchneristas –y el pedido de arresto a la propia Cristina Kirchner- ordenadas hoy por el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la causa por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA, generaron diversas opiniones del arco político, social y judicial argentino.

Por el lado del PRO, el presidente provisonal del Senado Federico Pinedo fue el primero en dar a conocer su postura. Vía Twitter, el legislador aseguró que la solicitud de desafuero de la ex presidenta “corresponde estudiarla con seriedad y fijar una posición no partidista, sino institucional”.

En la misma sintonía se mostró el presidente del interbloque de senadores nacionales de Cambiemos, Luis Naidenoff, quien con cautela remarcó que desde su espacio se adoptará una definición “parlamentaria y política con la seriedad institucional del caso”. “Es una causa grave que se llevó puesto a un fiscal. Me parece que hay que analizarla en ese contexto”, señaló ante la consulta de si con esta noticia se ‘taparían’ las medidas económicas que lleva adelante la gestión Macri.

Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, dijo sentirse “conmovida y sorprendida como todos los argentinos”. Pidió mesura hasta tanto se conozca el fallo del magistrado, el cual sugirió que “tiene que ver con la independencia del Poder Judicial y con cómo se ha trabajado estos últimos dos años, permitiendo el avance de investigaciones que estuvieron archivadas”.

Por su parte, las voces opositoras apuntaron contra Mauricio Macri, a quien acusan de encabezar una “cacería jurídica” contra los dirigentes del Gobierno anterior.

“Quieren aniquilar a la oposición. Esto es persecución política y están traspasando todos los límites institucionales”, manifestó el jefe del bloque del FPV en Diputados, Agustín Rossi. “El Memorándum con Irán, causa que desata la cacería de Bonadio del día, tuvo aprobación en el Congreso de la Nación”, recordó.

“Plan de ajuste al pueblo y cacería a los compañeros. El gobierno de Macri siembra vientos y cosechará tempestades. Libertad a los presos políticos”, escribió, por su parte, en Twitter el diputado del Parlasur, Gabriel Mariotto.

En tanto, Martín Sabbatella, ex director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, afirmó que “el próximo objetivo de la cacería K es sacar a Cristina del Congreso y encerrarla” y consideró que “la quieren presa y callada, porque es la líder opositora más importante”.

En el mismo sentido, se pronunció el dirigente Leopoldo Moreau, quien consideró que “estamos en el final de la persecución política del gobierno” y atribuyó las detenciones ordenadas a “una campaña de humo para tapar las medidas económicas del gobierno, como el aumento tarifario”.

Más dura se presentó la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quien advirtió que “si la llevan presa a Cristina se arma un quilombo que ni te cuento; se va a levantar la gente”. “De un burro sólo se pueden esperar patadas, pero se les va un poco la mano. Si no tenés una culpa, ellos te la inventan. Es un disparate”, profundizó.

En tanto, el presidente de la AMIA Agustín Zbar analizó que las acciones dictadas por Bonadio “ratifican que Irán es el principal responsable y tuvo una conexión local” para cometer el atentado. Acusó a Timerman de firmar “ese infame Memorándum” cuando “sabía que Irán tenía responsabilidad porque el Estado argentino lo reconoció y en los tres poderes lo ratificaron”.

Por su parte, el juez Daniel Rafecas –quien en su momento desestimó la acusación de Alberto Nisman contra Cristina por “inexistencia de delito”- se defendió ante el posible inicio de un juicio político por ‘mal desempeño’ y afirmó que correspondería “si pese a estar convencido de mi decisión, igual así hubiese abierto el caso, ya que hubiese sido una contradicción”.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?