Política · Miercoles, 29 de Noviembre de 2017

Leandro Despouy: “La corrupción es algo muy perverso”

El jurista y diplomático conversó con Diario Inédito tras haber declarado este miércoles en el juicio contra Julio De Vido por su responsabilidad en la Tragedia de Once.“Se podría haber evitado siguiendo las indicaciones que nosotros le dábamos”, dijo. Valoró “la perseverancia de los familiares de las víctimas en la búsqueda de justicia”.

Leandro Despouy declaró en el juicio contra De Vido

El jurista y diplomático Leandro Despouy conversó con Diario Inédito tras haber declarado este miércoles en el juicio contra Julio De Vido por su responsabilidad en la Tragedia de Once. El ex presidente de la Auditoría General de la Nación aseguró que “la corrupción es algo muy perverso” y consideró que “la tragedia se podría haber evitado siguiendo las indicaciones que nosotros le dábamos”.

“La ley de ministerios, la ley de emergencia ferroviaria, de reorganización ferroviaria y algunas resoluciones que él tomó, hacen que la responsabilidad primaria esté en manos del Ministro, por su capacidad decisoria. Fue realmente una facultad que pocas veces ejerció, pero la tenía. En consecuencia, él pudo tomar disposiciones, sobretodo siguiendo los informes de la AGN, y no lo hizo”, explicó Despouy, quien declaró durante más de tres horas ante el Tribunal para ampliar los detalles de los informes del organismo que conducía.

“Si hubiera tomado esas disposiciones, no solo se hubiera evitado la tragedia, sino que también se hubiera evitado la comisión de una serie de ilícitos, que son los que hacen (entre otros) que De Vido hoy esté detenido”, agregó.

Despouy se mostró conmovido por tener que declarar en un juicio que no sería necesario si se hubieran seguido las recomendaciones de la Auditoría. “Lo duro, lo penoso, no es las horas que uno pasa ahí, que son muchas, sino verse nuevamente confrontado a pensar sobre una tragedia que todo demuestra que era previsible, que podría haberse evitado”, consideró, y remarcó: “La corrupción es algo muy perverso, no solo por el daño económico, sino por el daño directo que tiene sobre la calidad de vida de las personas, y sobre la vida misma”.

Es triste, es doloroso vivir en un país donde uno advierte sobre la posibilidad de una catástrofe y no se articula ningún mecanismo para evitar que eso suceda. Eso es desgarrador. Y cuando uno ve en los informes la contemporaneidad entre los señalamientos nuestros, la situación crítica y los resultados, lo confirma nuevamente”, insistió.

Pese a la tristeza de la tragedia, Despouy aseguró que se trata de “un caso muy ejemplarizante desde el comportamiento de las víctimas, por la perseverancia en la búsqueda de justicia y la lealtad entre ellos”.

“Encontraron una forma de transformar el dolor en algo ejemplificador, que reivindique la condición de víctimas para aportar una suerte de ‘Nunca Más’. Eso hace que haya ahora una toma de conciencia en la sociedad de que no podemos vivir en este tipo de incertidumbres y riesgos”, valoró.

El ex titular de la AGN remarcó que “la tragedia se podría haber evitado siguiendo las indicaciones que le dábamos. Nosotros le decíamos: ‘En tal lugar pasa esto, en tal lugar pasa lo otro. Ustedes entregan subsidios pero no se aplican a las tareas de mantenimiento, por eso el servicio está muy deteriorado, se deteriora cada día más, y como ustedes no controlan a dónde va ese dinero, ponen más dinero. Esto hace que finalmente no se trasladen los recursos para realizar mantenimiento y el círculo vicioso incide cada vez no solo en la calidad del servicio sino en las condiciones de seguridad de las prestaciones’”.

“Si De Vido hubiese tomado junto a Jaime y la subsecretaría medidas para el control sobre los subsidios, si hubieran exigido que las empresas de los hermanos Cirigliano aplicaran la plata que les daba el Estado a las tareas de reparación, el accidente no hubiera tenido lugar”, reafirmó Despouy.

En ese marco, consideró que “De Vido tendría que haber estado sentado en el banquillo de los acusados desde siempre”. “Pero cuando se hizo el primer juicio, solo se imputó a los dos secretarios de transporte, el subsecretrario y a la CNRT, no llegó al ministro”, recordó. “En ese momento De Vido era diputado, y me da la impresión de que tenía contactos, amistades, y las imputaciones finalmente llegaron hasta ahí”, analizó.

“En mi testimonio, yo señalaba la importancia de establecer otro tipo de responsabilidades, cosa que la propia sentencia establece: se condena a Jaime, Schiavi y varios empresarios, pero además se decide investigar a De Vido y otros funcionarios de la UNIREN”, agregó.

Para Despouy, “lo que está aconteciendo es que el cúmulo de delitos que se cometieron en el área más importante del gobierno, antes aparecían como hechos cometidos en esa área por parte de distintos funcionarios, pero ahora comienza a verificarse que la autoridad del Ministro estaba comprometida en la comisión de esos delitos. Antes se conocía la existencia del manejo liberal de los fondos, pero se lo atribuían a quienes estaban más abajo en la escala de responsabilidades”.

Antes de finalizar, Despouy anticipó que seguramente va a ser convocado en la causa por compra de material ferroviario a España y Portugal, en la que “el informe de la AGN fue categórico”.

“Fueron negociaciones muy espurias, hubo defraudación, cosas muy graves y muy descarado el comportamiento. Es tan grave que más que un informe de auditoría técnico, parece una novela policial”, advirtió.

 

Por Lucía Rinaldi
@locutoralu

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?