Política Desconcierto Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Intensa búsqueda del submarino desaparecido hace 48 horas

La Armada Argentina desplegó un operativo con dos naves de superficie y un avión, para intentar localizar al ARA San Juan, con el que se perdió contacto cuando estaba a 430 kilómetros de la costa, al sudoeste de la Península de Valdés. Preocupa la situación de los 44 tripulantes embarcados.

El submarino llevaba 44 tripulantes a bordo

La Armada Argentina trabaja intensamente para localizar al submarino ARA San Juan, con el que se perdió contacto hace 48 horas, cuando estaba a 430 kilómetros de la costa, al sudoeste de la Península de Valdés, en Chubut, y en el que hay 44 tripulantes embarcados.

“Aún no pudimos tener contacto con el San Juan”, dijo a la prensa en la puerta del Edificio Libertad el capitán Enrique Balbi, vocero de la Armada.

El Comando Naval de Tránsito Marino activó un operativo de búsqueda y rescate para el submarino, que no se detecta en los radares desde el miércoles pasado, mientras estaba en tránsito desde la Base Naval Ushuaia hacia su apostadero habitual en Mar del Plata.

Para el rescate se asignaron dos naves de superficie equipadas con "sonar", una técnica que se vale de la propagación del sonido debajo del agua para detectar el rebote de las ondas en otros buques. Además, una aeronave de reconocimiento controla la búsqueda desde el aire.

“La Armada se encuentra realizando las operaciones para retomar comunicaciones con el submarino ARA “San Juan” con quien se perdió enlace durante su tránsito desde Ushuaia hacia MarDelPlata. Aeronaves y buques de la Armada se encuentran en la zona de la última posición conocida”, precisa un breve comunicado que publicó la fuerza naval en su cuenta de Twitter.

El submarino estaba operando junto a otras unidades de la flota de mar, en tareas de control de la zona económica exclusiva. Según trascendió, un incendio en el banco de baterías complicó la situación y dejó a la tripulación incomunicada, aunque el siniestro no fue confirmado por las autoridades de la Armada.

Mientras tanto, familiares y amigos de los tripulantes permanecen a la espera de información en la Base Naval de Mar del Plata, apostadero habitual del buque, donde residen la mayoría de los marinos que están a bordo.

    Seguí leyendo en Política