Política Comodoro Py Viernes, 3 de Noviembre de 2017

Amado Boudou recusó al juez Lijo y pidió la nulidad de la detención

El ex vicepresidente de la Nación solicitó el apartamiento del magistrado que ordenó su arresto y reclamó la excarcelación. En la audiencia, dijo que el operativo fue “aberrante” y desligó de la causa a su ex pareja Agustina Kämpfer.

Boudou protestó por la difusión de las fotos del operativo

El ex vicepresidente de la Nación Amado Boudou recusó al juez federal Ariel Lijo y pidió la nulidad de la detención que se concretó esta mañana en su departamento de Puerto Madero.

Acompañado por su abogado Eduardo Durañona, Boudou permaneció durante una hora y media en el Juzgado Federal 4, donde luego de que leyeran la imputación en su contra, realizó una breve declaración en la que resaltó que siempre estuvo “a derecho” y que dio todas las explicaciones que le fueron requeridas.

Durante la audiencia, el ex funcionario kirchnerista desligó de todo ilícito a su ex pareja Agustina Kämpfer, quien deberá presentarse a indagatoria el próximo 8 de noviembre.

Además, el ex ministro y ex compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner se quejó por el operativo de detención al que consideró “aberrante”, sobretodo por la difusión de fotografías y videos del momento en el que fue arrestado en el interior de su domicilio. De hecho, deslizó que fue por “orden de alguna persona de Tribunales u otro organismo del Estado”.

Boudou y sus abogados fueron sorprendidos por el “cambio de actitud” del juez y lo recusaron porque no lo consideran “imparcial”. Según Durañona, el ex vicepresidente “no puede entender cómo después de tantos años de investigación, de tantos años de dar explicaciones y presentar escrito ahora lo detienen de esta forma”.

Por su parte, el fiscal de la causa, Jorge Di Lello, le dejó al juez Lijo la decisión sobre el pedido de excarcelación. “Este Ministerio entiende que la facultad aludida permite a V.S. resolver la cuestión traída a estudio, acompañando esta parte, por economía procesal, lo que se decida al respecto”, dictaminó el fiscal, quien tiene previsto dictaminar el próximo lunes respecto del planteo de nulidad de la indagatoria. En tanto, sobre la recusación deberá resolver primero el magistrado y luego la Cámara Federal.

El ex vicepresidente está sospechado de “los delitos de asociación ilícita, en carácter de jefe, y lavado de activos, cometido en tres oportunidades”, según consta en los fundamentos de la resolución del juez Lijo. En tanto, Núñez Carmona, quien esta semana se negó a prestar declaración indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 4 en el juicio por la compra venta de la ex Ciccone Calcográfica, sería el organizador de la sociedad.

El magistrado justificó la detención de ambos en que se puede “presumir la existencia de relaciones residuales con actores que podrían configurar una vía de colaboración para eludir la actividad jurisdiccional y poder económico para la elusión o la obstaculización del proceso”.

    Seguí leyendo en Política