Política Buscan destituirlo Martes, 24 de Octubre de 2017

Para Freiler, una “construcción de falsedades” en su contra lo llevó al juicio político

El suspendido camarista enfrenta el proceso que le inició el Consejo de la Magistratura por mal desempeño. Pablo Tonelli consideró que “es más grave que a un juez se lo ratifique en su puesto sin que se hayan dilucidado todas las sospechas que pesaban sobre él”.

Freiler enfrenta un juicio político por mal desempeño

El suspendido camarista Eduardo Freiler aseguró que hay una “construcción llena de falsedades” para destituirlo, en el marco del juicio político que enfrenta desde este martes en el Consejo de la Magistratura por presunto mal desempeño en sus funciones.

“Esta construcción llena de falsedades, que luego rebotan en la prensa, ha llevado a las palabras del sector acusatorio, que se esfuerza en darle valor a la duda porque saben que no pueden sostener lo que dicen”, declaró Freiler, e ironizó sobre “la vehemencia militante” de sus denunciantes.

“Lo que está en juego acá no es solo mi cargo, lo que está en juego es la posibilidad de que una mayoría circunstancial pueda poner al juez que quiera y someter al que desee a un juicio político”, cuestionó.

“Si bien es grave que se aparte a un juez de la Nación, más grave es que se lo ratifique en su puesto sin que se hayan dilucidado todas las sospechas que pesaban sobre él”, sostuvo el consejo Pablo Tonelli, que se encuentra en la parte acusatoria junto al abogado Miguel Piedecasas.

“¿Se ajusta a la lógica que un juez que gasta el 88% de su sueldo, según los datos de sus tarjetas de crédito y de débito, y el 35% en la alimentación de sus hijos, es decir, más del 100% de su sueldo, se compre autos de lujo, tenga un yate y no gaste en combustible? ¿O que viaje a Miami y no gaste ni un solo peso?”, le preguntó Tonelli al jurado.

Freiler está acusado, entre otras cosas, de omitir parte de su patrimonio en su declaración jurada, de realizar gastos que “no se corresponden con sus ingresos” y de alegar razones falsas para tomarse licencias con goce de sueldo.

En su descargo, el defensor del camarista, José María Olivares, pidió la nulidad del juicio político y consideró que hubo una “desviación de poder” por los consejeros que aprobaron el proceso a sin la totalidad de los miembros del cuerpo presente, ya que al momento de la votación se le estaba tomando juramento al senador peronista Mario Pais, quien asumió en reemplazo de Ruperto Godoy.

Sin embargo, el planteo fue rechazado por la mayoría del Jurado, al considerar que el marco constitucional establece que es la Magistratura la que está “encargada de ordenar el inicio” de este mecanismo, y precisar que “no hubo ausencias” durante la votación, sino que “se encontraba una vacante”.

Seguí leyendo en Política