Política Justicia Lunes, 23 de Octubre de 2017

Piden 4 años y 8 meses de prisión para D‘Elía por la toma de la comisaría en La Boca

La fiscal Gabriela Baigún también le solicitó al al Tribunal Oral Federal 6 que lo inhabilite para ejercer cargos públicos por el doble de tiempo. Lo acusa de atentado a la autoridad agravado en forma reiterada, lesiones, instigación a cometer delitos, daño agravado, privación ilegal de la libertad, usurpación e intimidación pública.

Está en el banquillo de los acusados desde abril

La fiscal Gabriela Baigún pidió este lunes la condena de cuatro años y ocho meses de prisión para el dirigente social Luis D´Elía, en el juicio por la toma de la comisaría 24 de La Boca y la intimidación pública concretada en una marcha contra representantes ruralistas durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Además, le solicitó al Tribunal Oral Federal 6 que lo inhabilite para ejercer cargos públicos por el doble de tiempo.

El juicio comenzó en abril y sumó dos causas. La primera es por la toma de la sede policial ocurrida el 24 de junio de 2004 cuando D‘Elía y otras personas ingresaron a la seccional para reclamar por la muerte del dirigente social Martín "Oso" Cisneros, quien había sido asesinado por un vendedor de drogas del barrio. Durante la medida de fuerza hubo destrozos en la comisaría y no se le permitió salir a una mujer embarazada que estaba en el lugar.

El dirigente social está acusado de haber cometido siete delitos: atentado a la autoridad agravado en forma reiterada, lesiones, instigación a cometer delitos, daño agravado, privación ilegal de la libertad, usurpación e intimidación pública.

Para pedir la pena, la fiscal consideró que cuando ocurrieron los hechos D‘Elía era diputado provincial y el cargo le exigía una conducta ejemplar. Además se basó en su poder de convocatoria, que le daba una posición de garante sobre la gente que lo acompañaba y la “gravedad inusitada del hecho”.

Por el caso también llegaron a juicio Ángel Borello y Luis Bordón, otros dos manifestantes, para quienes la fiscal pidió su sobresemiento porque entendió que la causa estaba prescripta. En el caso de D‘Elía, para Baigún la prescripción no se aplica porque fue interrumpida por el segundo hecho por el que está acusado, que es la intimidación pública por la marcha al Obelisco que tuvo lugar el 25 de marzo de 2008.

En aquel momento, el dirigente social organizó la movilización para oponerse a las manifestaciones contra el gobierno de Cristina Kirchner por la Resolución 125 sobre retenciones al campo. En ese marco, se cruzó con el ruralista Alejandro Gahan, a golpeó salvajemente frente a las cámaras de televisión que registraron lo sucedido. Por el hecho fue condenado a cuatro días de prisión en suspenso.

El juicio continuará el próximo lunes cuando sea el turno de los alegatos de la defensa de D‘Elia.

    Seguí leyendo en Política