Política Libertad de expresión Miercoles, 7 de Junio de 2017

Proponen una ley para proteger a periodistas de demandas civiles por calumnias e injurias

El proyecto de la radical Karina Banfi presentó un proyecto para que los funcionarios que quieran reclamar indemnizaciones por los dichos de una persona, tengan que probar que esa información es falsa y que ha sido publicada con intención maliciosa.

Banfi es vicepresidenta de la comisión de Libertad de Expresión

En el marco del Día del Periodista, la diputada nacional Karina Banfi (UCR-Cambiemos) presentó un proyecto de ley para que los funcionarios públicos no puedan reclamar indemnizaciones por calumnias e injurias.

La vicepresidenta de la Comisión de Libertad de Expresión observó que, si bien en 2009 el Congreso eliminó del Código Penal los delitos de calumnias e injurias, en respuesta a un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quedó abierta la acción civil de daños y perjuicios por parte del funcionario afectado.

Por eso, Banfi explicó que su propuesta “busca que en los casos que funcionarios públicos quieran reclamar indemnizaciones por los dichos de una persona, tengan que probar que esa información es falsa y que ha sido publicada con la intención de generar un daño al funcionario”.

El texto incorpora un segundo párrafo al artículo 1770 del Código Civil y Comercial, que indica que “a los efectos de solicitar el pago de la indemnización, los funcionarios públicos y las personas particulares que se hubieran involucrado voluntariamente en asuntos de interés público, deberán probar la falsedad de las expresiones consideradas agraviantes”, y establece que “deberán demostrar la existencia de una intención maliciosa probando que la información fue difundida con conocimiento de su falsedad y que se hizo con el único propósito de dañar”.

El proyecto fue acompañado por los diputados de Cambiemos Silvia Lospennato, Gabriela Burgos, Orieta Vera González, Stella Maris Huczak, Alicia Besada, José Luis Patiño, Brenda Austin, Cornelia Schmidt Liermann y Paula Urroz.

Seguí leyendo en Política