Opinión · Martes, 28 de Marzo de 2017

Trasnochada reinvidicación del setentismo

¡Todo se ha dicho y se ha dicho bien! Gratifica escuchar las voces que han repudiado la dictadura militar y conmemorado la reivindicación plena de los DD.HH., a través de las históricas resoluciones del Padre de la Democracia, Raúl Alfonsín, reconocidas y celebradas aquí y en muchas Naciones del mundo, como una conquista del pueblo argentino en su conjunto, que sentó precedentes de universal valor jurídico y humanista.

Desde mi visión ciudadana no puedo sin embargo callar el agravio organizado, planificado y artero, del activismo K de la Cámpora, a la patriótica gesta conmemorativa, que lleva implícita la ofensa gratuita a la memoria de los desaparecidos, convirtiendo sus acciones en una clara y contundente expresión parcial y sectaria cuyo objetivo, exclusivo y excluyente, fue atacar al gobierno, mostrando sin pudor la intención destituyente y golpista que los mueve.

Nos ofrecieron además, una trasnochada versión setentista, identificándose con los grupos cuyos nombres perduran junto a la violencia irracional en la memoria de los argentinos: ERP y Montoneros. ¡Imposible testimoniar mejor la amenaza  proyectada contra la continuidad constitucional y el Estado de Derecho!

A pesar de la ausencia de la Ex Presidente, quien sin duda los conduce e inspira, la presencia a la cabeza de sus seguidores, de varios imputados y/o procesados -entre ellos sus hijos-, por la responsabilidad manifiesta en la corrupción sin precedente que padecimos en la década perdida, pone al descubierto la siniestra maquinación implementada para evitar el accionar de la Justicia y lograr impunidad, conservando obscenas fortunas logradas mientras la miseria y la pobreza aumentaban exponencialmente.

¡Depende sólo de nosotros, la ciudadanía en su conjunto; impedirlo!

Ariel Dulevich Uzal

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?