Opinión · Martes, 25 de Agosto de 2015

Los números del comex: el peor julio desde el del 2001

Por Miguel Ponce

Los números solo confirman lo que venimos adelantando: que en julio la caída del superavit sería superior al 50 % interanual. La peor del año. Y el peor julio desde 2001

Y vienen a ratificar que, como también nos cansamos de decirlo: LOS DOLARES NECESARIOS PARA EL FUNCIONAMIENTO DE LA ECONOMÍA REAL, NO ESTAN.

Y, estos números conocidos, lamentablemente se han agravado en lo que va del mes actual donde, sin temor a equivocarnos, ya podemos asegurar que LA CARETA DEL RELATO SE HA TERMINADO DE CAER. En efecto, AL DIA SIGUIENTE de las PASO, redujeron,  desde el BCRA, a un 30% la disponibilidad de divisas para el comex, 48 hs después al 20%, y la semana pasada prácticamente no hubo operaciones.

El comex, se ha ido transformando en una verdadera CARRERA DE OBSTACULOS: 1º, la SC te demora las DJAIs. 2º, cuando las obtenés vas  a tu banco comercial y te dicen que el BCRA aún no te autorizó, que vuelvas la próxima semana..., no te los niegan, pero te bicicletean todo lo que pueden, y ahora , un 3º actor, la Aduana que, del histórico 5 o 6% de canal rojo, ahora aumentó a un 40% inédito por esta metodología.

Estamos MUY PREOCUPADOS, observando el deterioro del sector, que los números conocidos hoy vienen a corroborar, el agravamiento de la situación de las economías regionales que NO PUEDEN ESPERAR HASTA EL CAMBIO DE GOBIERNO,  la creciente pérdida de competitividad que se ve agravada por el retraso cambiario, y la insólita política frente al superdólar: mientras nuestro principal socio comercial, Brasil, devalúa el real frente al dólar, nosotros, en términos relativos, "sobrevaluamos" el peso, lográndose la peor relación peso-real, lo que agrava nuestras dificultades exportadoras.

Ni que decir de la brecha que ya ronda el 70%, impidiendo la ejecución de cualquier política de reposición, tanto en productos terminados, como en insumos de procesos industriales. Obviamente, las pymes aparecen como las principales víctimas de estas políticas que siguen dejando en claro la mala práxis de la administración actual.

Cuantitativamente, la novedad es que estimamos a la fecha, una deuda desde BCRA de unos 8.500 M de u$s por impo ya efectuadas y retrasadas en su pago. A lo que debe agregarse un monto acumulado aproximado a los 6000 M u$s, en DJAIs pendientes de aprobación o necesarias de ser aprobadas para el mantenimiento de la actividad productiva.

 

Por Miguel Ponce, ex subsecretario de industria y comercio CABA.

 

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?