Opinión · Viernes, 12 de Junio de 2015

62 años del fallecimiento de Moisés Lebensohn

Por Jose Bielicki

El 13 de junio se cumplirán 62 años del fallecimiento de Moisés Lebensohn, abogado, político y periodista.

Este gran protagonista del proceso de transformación del Radicalismo es figura casi olvidada y desconocida, aun por el propio partido.

Fue sin duda, después de Yrigoyen, el gran constructor del pensamiento y de la acción, que se impuso con un minucioso impulso a la juventud.

Fue concejal en su ciudad, Junín, entre los años 1936 y 1940, y Presidente del Bloque de Convencionales constituyentes de la UCR en el año 1949.

Como legislador comunal, sus proyectos tienen una envergadura digna de una legislación nacional, y aportó la línea de pensamiento social, económico y político de un adelantado, por su sentido progresista, desconocido en sus tiempos.

De haber sido ese actualizador del pensamiento Yrigoyenista, la historia de la República y del Radicalismo hubiera sido distinta.

Hubiera encolumnado a la sociedad agotada por el frade y la injusticia. No lo fue, y expandió sus ideas y su conducta con el concurso especial  de los jóvenes.

Así dio nacimiento al Movimiento de Intransigencia y Renovación, y elaboró, con el Ingeniero Gabriel del Mazo, la profesión de fe doctrinaria y las bases de acción política en Convención  de  Avellaneda.

En 1948 fueron incorporados oficialmente a la UCR.

Fue un idealista, vivió y murió pobre y muy joven, a los 46 años, sin lograr concretar sus ideales.

Fue un intelectual de sólida formación, y siguió la conducta de su padre, el médico Salomón Lebensohn.

 

Por Jose Bielicki, diputado nacional (mc).

 

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?