Municipios Legislatura porteña Jueves, 8 de Diciembre de 2011

Cómo es el Registro para los “trapitos” que Macri ya amenaza con vetar

La Legislatura aprobó anoche pese a la oposición del macrismo, la creación de un Registro que regula la actividad de los “cuidacoches” o “trapitos”, pero el Jefe de Gabinete porteño, admitió que el Ejecutivo “analizará” vetar la sanción de la ley.

Jueves, 8 de Diciembre de 2011

El jefe de Gabinete de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, argumentó que "en muchos casos hay mafias atrás que apretan a la gente, a los que no pagan les rayan el auto y están cobrando en lugares para estacionar que son gratis".

"Por supuesto que lo podemos vetar, lo vamos a analizar", reveló el funcionario en declaraciones radiales realizadas esta mañana.

La unidad de toda la oposición logró una ajustada victoria por 31 votos contra 29, al derrotar al macrismo que impulsaba la prohibición de la activdad.

El proyecto aprobado crea un Registro de Cuidadores de Vehículos, que establece que los aceptados, deberán tener credencial identificatoria y se les asignará un horario y lugar determinado para su actividad, aunque de carácter rotativo.

Podrán ser cuidacoches las personas que se ocupen de cuidar, durante la ausencia de sus propietarios o conductores, vehículos estacionados en los lugares de dominio público que determine el Gobierno de la Ciudad a propuesta de las Comunas.

Los permisos serán concedidos en espacios en calzadas frente o en las inmediaciones de lugares donde se realizan eventos deportivos, culturales o de entretenimiento de carácter masivo, durante el tiempo que se desarrollen los mismos.

Serán beneficiarios las personas mayores de 18 años de edad, con ingresos insuficientes para la atención de sus propias necesidades y las de su grupo familiar.

Deberá priorizarse para su otorgamiento a los adultos mayores, los que padezcan una discapacidad física o tengan a su cargo una persona discapacitada y los que integren familias numerosas.

Los permisos serán de carácter precario, personal e intransferible, con una duración de dos años y la posibilidad de ser renovados por igual término.

Los cuidacoches lucirán una indumentaria identificatoria, que recibirán de forma gratuita y una credencial en la que deberá constar el lugar y horario asignado.

Podrán recibir dinero pero en carácter voluntario, porque de lo contrario será revocado el permiso recibido. Reclamar una suma específica significará incurrir una contravención o delito.

Será sancionado con uno a dos días de trabajo de utilidad pública o multa de $200 a $400 a quien exigiera una retribución por esta actividad sin autorización legal. Si se comprobara una previa organización, la pena será de uno a cinco días de arresto o multa de $800 a $2.000.