Municipios · Lunes, 2 de Enero de 2017

Polémica por el aumento de impuestos en Vicente López

Concejales opositores criticaron el incremento en las tasas aprobado en la última sesión del año y pidieron que “se hagan cargo” de que gobiernan el distrito hace 5 años. Desde el oficialismo aclararon que la suba se prorrateará a lo largo del año y será de diferente porcentaje para cada impuesto.

El Concejo Deliberante aprobó la suba de impuestos para 2017

El Concejo Deliberante de Vicente López aprobó el incremento de impuestos para el 2017, que llegará al 34 por ciento en el caso del ABL. En la misma sesión también se sancionó la ordenanza que fija el presupuesto municipal para el próximo año. Esta herramienta permite establecer la forma de distribuir los recursos para la prestación de servicios desde la gestión municipal. El porcentaje de incremento es el límite que se le fija al Ejecutivo comunal.

La ordenanza fiscal fue aprobada por 37 votos a favor (oficialismo y sus mayores contribuyentes más el radical “Totito” González) y 11 negativos: Claudia Ávalos (GEN), Lorenzo Beccaría y Rubén Volpi (PJ), Malena Cholakián (La Néstor Kirchner) Germán Maldonado y Sofia Vannelli (Frente Renovador), Joaquín Noya (Movimiento Evita) María Julieta Martínez Molto (La Cámpora), María  Margarita Djedjeian (Vecinalismo) más dos mayores contribuyentes.

El oficialismo señaló que “el hecho de que se le brinde la potestad al Departamento Ejecutivo de tener este techo, no significa que vaya a ser ese el porcentaje de aumento, se buscará que sea menor, pero se deben contemplar posibles situaciones extraordinarias”.

En ese sentido se explicó que habrá diferentes incrementos en las tasas de acuerdo al servicio que se aplique la misma. Por ejemplo en Seguridad e Higiene para los comercios de la zona, la suba será de un 25 por ciento, mientras que la desinfección anual de establecimientos comerciales, industriales, deportivos y depósitos subirá un 20 por ciento.

En lo que respecta a la tasa por quita de árboles y corte de raíces la suba será del 40 por ciento en todas sus escalas, ya sea por retiro de árboles, problemas estructurales y afectaciones en las veredas.

Diego Enrich (PRO) subrayó que “gran parte de los fondos se destinan a solventar los sueldos de la familia municipal, que son quienes prestan los servicios que utiliza el vecino, y el resto son inversiones”. Además precisó que en el caso del ABL “podemos aumentar hasta el 34 por ciento pero no es que vamos aumentar ese porcentaje porque los aumentos son graduales, ese es el tope”. “Hicimos las modificaciones pertinentes para seguir trabajando por y para el vecino”, afirmó.

El concejal Joaquín Noya (FPV) dijo que desde la Intendencia deben dejar de culpar a gestiones anteriores y hablar de “la pesada herencia”, porque “son ellos los que gobiernan a nivel local hace 5 años”. Y remarcó: “Es momento de que se hagan cargo”. Igualmente señaló que “hay una serie de impuestos con los que no estamos de acuerdo que se cobren y otros que además de que no estamos de acuerdo también son inconstitucionales”.

Por su parte, Lorenzo Beccaría, del PJ, expresó que en el recinto legislativo “escucho hablar muchas veces de facilitar las cosas al vecino, pero eso es algo que debería demostrarse en las acciones, y la realidad es que no le están haciendo las cosas fáciles a la gente”.

Desde el Frente Renovador Sofía Vannelli sostuvo que se establece una “sanción al incumplimiento de deberes formales, en base a un régimen ilegítimo porque esta es una atribución del concejo deliberante y no del Intendente”. Además cuestionó que se mencione una “excepción para personas indigentes” ya que es una “terminología estigmatizante” a la vez que manifestó que “un indigente no puede pagar los impuestos pero un pobre tampoco” y reclamó ampliar el horizonte de esa excepción. Finalmente dijo que un “incremento del 34 por ciento en las tasas, supera la inflación” y pidió que la suba sea de un 17 por ciento en consonancia con el índice de inflación.

    Te puede interesar


    ¿Qué opinás sobre esto?