Municipios Buenos Aires Miercoles, 28 de Diciembre de 2016

Sobreseen a dos artesanos de la feria de San Telmo

Los trabajadores habían sido acusados de ocupación indebida del espacio público. Ante el pedido de sus abogados, el juzgado N° 10 en lo Penal de la Ciudad resolvió que la venta callejera no es una contravención, pero no hubo decisión respecto a la legalidad de la feria.

Decidir sobre la legalidad de la Feria le corresponde a la Legislatura

Un dibujante y un pirograbador que venden sus artesanías en la Feria de San Telmo fueron sobreseídos por el titular del titular del juzgado N° 10 en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, Pablo Cruz Casas, quien hizo lugar al pedido de atipicidad presentado por los abogados defensores de los artesanos.

La decisión judicial se tomó en el marco de una audiencia para resolver el planteo de los abogados y, si bien se sobreseyó a los artesanos al considerar que no es una contravención la venta callejera, se remarcó que no significa que el Poder Judicial porteño haya determinado que la instalación de la feria de manteros de San Telmo sea lícita.

Los artesanos habían sido acusados de usar en forma indebida el espacio público con fines lucrativos (artículo 83 del Código Contravencional), pero el juez entendió que la venta de artesanías en la vía pública no está penada. Sin embargo señaló que la Feria de San Telmo no está incluida en el listado de ferias legalmente habilitado según la ley 4.121.

Tanto los abogados defensores como el representante del Ministerio Público Fiscal coincidieron que la actividad desarrollada por los acusados (venta de artesanías y manualidades, tanto dibujos como grabados) no viola las normas vigentes. En consecuencia el magistrado sobreseyó a los artesanos “aclarando que la formación del presente legajo no afecta su buen nombre y honor”, y precisando que “esto no quiere decir que este Poder Judicial esté diciendo que la instalación de esa feria sea lícita”.

En la resolución judicial, de fecha 15 de diciembre, se destaca que se haya llamado al diálogo entre los imputados y funcionarios del gobierno porteño para arribar a una resolución del conflicto de fondo que es la instalación de una feria ilegal en la calle Defensa de la cual son miembros unos 300 artesanos organizados en una cooperativa de trabajo. “A pesar de no haber llegado a una solución definitiva en esa mesa de diálogo, creo que fue un espacio productivo de por sí. […] Aunque no se haya llegado a una conclusión creo que se conoce más de lo que se conocía antes de que esto sucediese”, afirmó Cruz Casas.

El magistrado dictó el sobreseimiento e indicó “que la existencia de este conflicto tiene una clara tensión en derechos constitucionales con una clara connotación social”. Expresó también que los derechos fundamentales que estaban en juego en este caso, son “el derecho a trabajar” y como contrapartida “la utilización del espacio público”, por consiguiente es responsabilidad del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo continuar trabajando para solucionar el conflicto, “siendo este último el facultado para autorizar ese tipo de utilización del espacio público, y por el cual la Cooperativa está bregando para realizar sus tareas”.

“Este conflicto va a seguir subsistiendo hasta tanto los que tiene en su poder la posibilidad de reglamentar esto, como se escuchó en esta audiencia, que en este caso es la Legislatura, encuentre una solución a esto. Lo que sí, la resolución le pone fin al proceso, por cuanto voy a disponer el sobreseimiento de C. como de O. con relación a los hechos que dieran origen a estas actuaciones, pero haciendo la aclaración que hizo el Fiscal: que esto no quiere decir que este Poder Judicial esté diciendo que la instalación de esa feria sea lícita”, finalizó el juez.

    Seguí leyendo en Municipios