Municipios Comercio Sabado, 5 de Marzo de 2016

Tras conflicto con la policía, los manteros volvieron a instalarse en la avenida Avellaneda

Ayer por la tarde, los manteros cortaron la calle en protesta de un supuesto intento de desalojo. Ante la aparición de la Policía Federal, optaron por replegarse. Sin embargo, el conflicto continúa porque hoy volvieron a montar sus puestos pero desde el Gobierno buscan terminar con estas "mafias".

En los últimos años se multiplicó la cantidad de manteros en la avenida Avellaneda.

Pese al enfrentamiento que tuvieron el viernes por la tarde con la Policía Federal, los manteros que venden mercadería en las inmediaciones de la avenida Avellaneda del barrio porteño de Flores, donde se localizan locales de venta al por mayor de indumentaria, volvieron a montar sus puestos este sábado por la mañana.

El vocero de la asociación Vendedores Libres, Omar Guaraz, ya había adelantado a la prensa la decisión de la asamblea de "volver a trabajar como todos los días", luego de acusar a la Policia de haberles impedido en el día de ayer vender la mercadería.

Según el relato de Guaraz, el viernes "se acercaron efectivos de la Policía Federal y le dijeron a cada uno de los manteros que levantaran sus pertenencias porque había una orden de no dejarlos instalarse". Ante esta situacion, los trabajadores decidieron realizar un corte sobre la calle Avellaneda "para exigir una respuesta", explicó el mantero.

Para liberar el tránsito, se dirigieron al lugar uniformados de la Policía Federal con seis camiones hidrantes, por lo que los manteros optaron por replegarse "para evitar la represión", explicaron. Pese a las declaraciones de los vendedores ilegales, los voceros de la Policía desmintieron que hayan realizado un intento de desalojo y aseguraron que se presentaron en el lugar luego del corte de calle.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, respaldó el accionar de las fuerzas de seguridad, ya que por el conficto de los manteros había "gente que no puede salir de su casa y comerciantes que no pueden abrir sus negocios". El funcionario acusó a los manteros de ser "mafias" que "lucran con la venta de ropa trucha" y celebró la resolución que dio su gestión en el barrio de Caballito donde desde hace un mes los vendedores ilegales fueron desalojados de la avenida Rivadavia.

En disconformidad, el vocero de Vendedores Libres, adelantó: "No queremos que venga un funcionario y nos dé una palmada, como ya pasó con otros manteros desalojados en Caballito, Belgrano y otro sector de Flores, sino que esperamos soluciones reales".

    Seguí leyendo en Municipios